lunes, 23 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

TAILANDIA-PROTESTAS

El Gobierno exige la retirada de los camisas rojas del corazón de Bangkok

Efe
domingo, 09 de mayo de 2010, 09:06
El Gobierno exige la retirada de los camisas rojas del corazón de Bangkok


El Gobierno exige la retirada de los camisas rojas del corazón de Bangkok El Gobierno exige la retirada de los camisas rojas del corazón de Bangkok

Bangkok.- El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, exigió hoy al frente antigubernamental que ponga fin a las protestas y retire a sus manifestantes de Bangkok antes de que la situación se deteriore a causa de nuevos brotes de violencia.

En un discurso televisado, Vejjajiva pidió a los líderes de los llamados "camisas rojas" que digan de forma clara cuándo comenzarán a desalojar su campamento fortificado, tras haber aceptado el plan de reconciliación propuesto por el Gobierno.

"Tenéis que poner fin rápidamente a la protesta por motivos de seguridad", dijo el jefe del Ejecutivo.

Los "camisas rojas" del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura y la coalición de Gobierno reiteraron el pasado sábado su compromiso de resolver la crisis política por medios pacíficos.

"Tiene que haber mañana una respuesta clara (de los 'camisas rojas') y así se podrá cooperar para avanzar en la reconciliación", añadió Vejjajiva.

Con su "hoja de ruta", que propone disolver el Parlamento durante la segunda quincena de septiembre para celebrar elecciones el 14 de noviembre de este año, el jefe del Ejecutivo pretende poner fin a la profunda crisis política en la que Tailandia está sumida

"No importa como evolucione la situación política. El Gobierno está comprometido con el plan de reconciliación y ya hemos comenzado a desarrollarlo, para lo cual pido a todos los tailandeses que se nos unan", dijo durante su intervención.

El primer ministro anuncio su plan de reconciliación el pasado 3 de mayo, y aunque inicialmente éste fue aceptado por los "camisas rojas", piden al Gobierno detalles adicionales sobre su contenido y aplicación, así como que facilite la fecha exacta en la que disolverá el Parlamento.

Este nuevo aviso de Vejjajiva a los manifestantes llegó un día después de que dos policías murieran y otras 13 personas resultaran heridas en incidentes ocurridos en el distrito financiero de la capital, colindante con la zona ocupada.

Los cabecillas del Frente Unido negaron cualquier implicación en los ataques, que han provocado un aumento de la presión sobre el Gobierno para que adopte medidas contundentes contra los manifestantes.

Los "camisas amarillas" acusan al primer ministro de ceder ante los rojos, sus rivales, y reiteran que el Ejército tiene que declarar la ley marcial para restablecer el orden en la capital.

El pasado 7 de abril el Gobierno decretó el estado de excepción en Bangkok, entre cuya población aumenta la ansiedad causada por la crisis política y también el malestar por los efectos que se derivan de la ocupación del centro comercial, que ya dura más de un mes.

Un mes después de que se hicieran con el control de esa zona de unos tres kilómetros cuadrados de extensión que alberga hoteles de cinco estrellas y lujosos centros comerciales, varios miles de "camisas rojas" siguen acampados al lado de montañas de desperdicios y tras las empalizadas hechas de cañas de bambú.

Desde que hace dos meses comenzaron las protestas, 29 personas han muerto y unas mil han resultado heridas en enfrentamientos entre manifestantes y efectivos de las fuerzas de seguridad, en la explosión de artefactos y en ataques.

La mayor parte de los "camisas rojas" provienen de las zonas rurales del norte y noroeste del país, las de mayor densidad demográfica y feudos de los testaferros del multimillonario Shinawatra, quien en 2008 fue condenado a dos años de cárcel por un delito de corrupción.

Los manifestantes consideran que el Gobierno integrado por una coalición de seis partidos y encabezado por el Demócrata que lidera Vejjajiva, y al que respalda la elite monárquica y el Ejército, es ilegítimo por haber llegado al poder mediante pactos parlamentarios en vez de las urnas.

La crisis política en Tailandia se remonta al golpe de Estado de 2006 de los militares contra Shinawatra, el magnate que gobernaba el país desde hacía algo más cinco años con el respaldo de una mayoría absoluta en el Parlamento, al que acudió en raras ocasiones.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook