lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

EDUCACIÓN-PACTO

El Gobierno se queda sólo pero insiste en impulsar los objetivos del pacto por la Educación

Efe
jueves, 06 de mayo de 2010, 12:29
El Gobierno se queda sólo pero insiste en impulsar los objetivos del pacto por la Educación


El Gobierno se queda sólo pero insiste en impulsar los objetivos del pacto por la Educación El Gobierno se queda sólo pero insiste en impulsar los objetivos del pacto por la Educación

Madrid.- El Gobierno se ha quedado prácticamente sólo en su intento por alcanzar un pacto social y político por la Educación, pero el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha corroborado su intención de impulsar todos los objetivos incluidos en la propuesta.

Los partidos políticos, las comunidades autónomas y los agentes educativos estaban emplazados a fijar hoy su posición respecto a ese pacto educativo, pero la jornada ha comenzado con el "no" rotundo del PP.

Su secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha explicado en rueda de prensa que el pacto "no es posible" porque el Gobierno no ha querido reformar un modelo educativo "fracasado" y porque un pacto de Estado debe ser "ambicioso y en profundidad", cualidades que a su juicio no contempla la propuesta del Gobierno.

Según el PP, el Ministerio de Educación no ha atendido "ninguna" de sus propuestas de fondo, entre ellas la de garantizar que el castellano sea lengua "vehicular" de la enseñanza en toda España y la de "ampliar" las libertades educativas.

Gabilondo, en rueda de prensa, ha lamentado esa actitud: "nos va a costar más sin el PP, vamos a ir quizás más lentos y quizás menos lejos como país; tardaremos más en lograr los objetivos y tal vez serán menos estableces y sostenibles; espero que no lleguemos demasiado tarde", ha dicho.

El titular de Educación ha agregado que "inmediatamente" convocará a la conferencia sectorial de educación, la de universidades y las mesas con los agentes educativos.

El ministro ha asegurado que "amplios sectores" educativos, sociales y partidos y los ciudadanos apoyan el documento definitivo y que se seguirá trabajando para los consensos, pero ha reconocido que el escenario "cambia un poco, pero claramente" sin el PP porque ya no es un Pacto de Estado.

Tras conocer la posición del principal partido de la oposición, el PNV ha asegurado que el Pacto "ya no tiene ningún sentido", y ha pedido al ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que lo descarte y que concrete las 22 reformas legislativas que pretende llevar a cabo para mejorar el sistema educativo.

A esa negativa se han sumado también (ayer ya expresaron su rechazo partidos como ERC o UPyD) Izquierda Unida o el BNG, mientras que CiU no ha fijado su posición al respecto y no hará pública su postura hasta la próxima semana.

La responsable de Educación de Izquierda Unida, Loles Dolz, ha considerado que el documento es un "cheque en blanco" que no contempla mejorar la calidad de la enseñanza pública ni de la formación condiciones laborales de los profesores, ni fomenta la participación democrática de los centros educativos.

La diputada del BNG en el Congreso Olaia Fernández Davila, ha trasladado al ministro las dos razones fundamentales de la negativa de este partido: "la insuficiente apuesta por un modelo educativo público y la cuestión lingüística, ya que -dice- no se hace un reconocimiento de los derechos lingüísticos" en el texto.

Entre los agentes sociales de la comunidad educativa que han fijado posición está la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, mayoritario en el sector de la Enseñanza, que ha valorado algunas de las medidas incluidas en el texto propuesto por el Ministerio, aunque ha expresado "dudas razonables" sobre la suficiencia de la financiación propuesta.

Según CCOO, un pacto de estas características sólo sería viable si es suscrito por el conjunto de las fuerzas políticas y los gobiernos de las comunidades autónomas, ya que en caso contrario no se darían, a juicio de esta central sindical, las condiciones necesarias para su aplicación y desarrollo, e implicaría que no pueden apoyarlo.

Las principales asociaciones de padres de alumnos -la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) y la Confederación Católica de Padres de Alumnos(CONCAPA)- han expresado su disposición a seguir negociando hasta alcanzar un amplio acuerdo.

Pedro Rascón, presidente de CEAPA, no ha considerado fracasado el pacto y ha ratificado el deseo de su organización de seguir negociando para consensuar las reformas que precisa el sistema educativo.

El presidente de la CONCAPA, Luis Carbonel, ha señalado a Efe: "A la vista de que no va a ser un pacto político, vamos a ver si puede ser uno social" y ha agregado que su asociación está dispuesta a trabajar, si bien "la pelota está en el tejado del Ministerio".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook