viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

VATICANO-PEDERASTIA

Los obispos belgas analizarán con Benedicto XVI medidas contra la pederastia y el caso de Brujas

Efe
lunes, 03 de mayo de 2010, 15:44
Los obispos belgas analizarán con Benedicto XVI medidas contra la pederastia y el caso de Brujas


Los obispos belgas analizarán con Benedicto XVI medidas contra la pederastia y el caso de Brujas Los obispos belgas analizarán con Benedicto XVI medidas contra la pederastia y el caso de Brujas

Ciudad del Vaticano.- Los obispos belgas analizarán con Benedicto XVI las medidas para evitar abusos sexuales de clérigos a menores, así como "las dolorosas preguntas" que se hacen los belgas tras conocer el caso del obispo de Brujas Roger Vangheluwe, destituido por el Papa por pederasta.

Así lo afirmó el arzobispo de Malinas-Bruselas y jefe de los obispos belgas, Andre Joseph Leonard, a Radio Vaticano, comentando la visita "ad limina apostolorum" que desde hoy realizan a la Santa Sede los siete obispos de Bélgica, que serán recibidos por el Pontífice el próximo viernes.

"Analizaremos (con el Papa) las dolorosas preguntas que han surgido en nuestro país tras la dimisión del obispo de Brujas. Es inevitable hablar de ese tema y de las medidas que pretendemos adoptar para afrontar esa situación", manifestó Leonard.

Además de los casos de pederastia, los prelados hablarán con el Papa de la secularización en Bélgica, de bioética y de la eutanasia.

Leonard agregó que el diálogo interreligioso, "visto que estamos en una sociedad donde la inmigración musulmana es significativa", también será analizado, así como el "problema" de las vocaciones religiosas y la situación política en Bélgica.

Aunque la visita de los prelados se enmarca en la tradicional "ad limina apostolorum" que todos los obispos del mundo tienen que realizar al Pontífice cada cinco años para contarle la situación de sus diócesis, el caso del prelado Vangheluwe le ha dado un giro y todas las miradas están puestas en las palabras que el Papa les diga el próximo viernes.

El ya ex obispo de Brujas, de 74 años, reconoció recientemente haber abusado de un joven cuando era sacerdote y fue destituido inmediatamente, el pasado 23 de abril, por el Papa.

Además del escándalo de Vangheluwel, el pasado día 29 un diario belga publicó la denuncia de un hombre que asegura que cuando tenía 15 años, en la década de los años 80, fue violado por un sacerdote de la diócesis de Namur y que el actual jefe de la Iglesia Católica belga, Andre Joseph Leonard, que en aquella época era obispo de Namur, lo encubrió.

Según aseguró el hombre, identificado como Joel Devillet, años después, en 1996 le contó lo ocurrido a Leonard, pero que el obispo mantuvo durante cinco años al cura en su puesto y el sacerdote continuó abusando de otras personas.

El caso se encuentra desde 2006 en los tribunales belgas.

Actualmente las diócesis de Brujas y Namur se encuentran vacantes, la primera tras la dimisión de Vangheluwe y la otra por el nombramiento de Leonard como arzobispo de Malinas-Bruselas.

la Iglesia belga se vio sacudida el pasado 23 de abril cuando Benedicto XVI destituyó al obispo Vangheluwe por abusar sexualmente de un joven belga cuando era sacerdote.

A la misma vez que el Vaticano anunciaba su destitución, el prelado lo admitió en un comunicado, en el que precisó que abusó del muchacho cuando él era un "simple sacerdote" y durante "un cierto tiempo".

"La víctima sigue todavía marcada y en los últimos decenio le he reconocido mi culpa, así como a su familia y les he pedido perdón. Pero no les ha pacificado y tampoco yo estoy en paz. El temporal mediático de estas últimas semanas ha reforzado el trauma y no es posible continuar en esa situación", afirmó el obispo.

El prelado pidió perdón a la víctima, a su familia y a toda la sociedad y anunció que se retira de la vida pública.

El arzobispo Leonard expresó inmediatamente su pesar por las acciones de Vangheluwe, aseguró que quiere contribuir a la recuperación de la víctima y reiteró la "transparencia" de la iglesia belga para atajar los casos de abusos sexuales de menores por parte del clero, dejando atrás -subrayó- la época "en la que se prefería la solución del silencio o encubrimiento".

Los casos de pederastia en la Iglesia belga se unen a los denunciados en la iglesia de EEUU, Irlanda, Alemania, Austria, Holanda e Italia, que han colocado a la Iglesia Católica en una de las crisis más graves de su historia reciente.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook