jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

UNASUR-CUMBRE

Lula aclarará ante Unasur que el acuerdo militar con EE.UU. no prevé bases

Efe
domingo, 02 de mayo de 2010, 16:15
Lula aclarará ante Unasur que el acuerdo militar con EE.UU. no prevé bases


Lula aclarará ante Unasur que el acuerdo militar con EE.UU. no prevé bases Lula aclarará ante Unasur que el acuerdo militar con EE.UU. no prevé bases

Río de Janeiro.- Brasil aprovechará la Cumbre de la Unasur para dar detalles del acuerdo militar que suscribió este mes con Estados Unidos y que, pese a las aclaraciones ya dadas y a la garantía de que no prevé la instalación de bases, aún genera dudas entre algunos de sus vecinos.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ofrecerá a sus homólogos de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) detalles del acuerdo de cooperación militar de escasos ocho puntos suscrito el 12 de abril pasado en Washington, dijeron a Efe fuentes diplomáticas brasileñas.

El mandatario repetirá las aclaraciones ya dadas por otras autoridades para dejar claro que el tratado no prevé la instalación de bases militares estadounidenses en el mayor país suramericano ni el acceso de soldados de Estados Unidos a bases brasileñas.

Además de haber ofrecido aclaraciones a nivel diplomático antes de anunciar el acuerdo militar públicamente, el Gobierno brasileño entregó a los miembros de Unasur el texto del documento una semana después de suscrito.

La entrega de información busca demostrar el compromiso de Brasil con el pacto de transparencia y confianza entre los países de Unasur que el propio Lula impulsó para superar la crisis que surgió con el acuerdo por el que Colombia permitirá que Estados Unidos use al menos siete bases militares en ese país.

La cláusula tercera del documento, como exige el pacto de transparencia de Unasur, garantiza el respeto a los principios de integridad, inviolabilidad territorial y no intervención en los asuntos internos de otros países.

El cónsul de EE.UU. en Sao Paulo, Thomas White, reconoció recientemente que tanto Washington como Brasilia tuvieron cuidados para impedir que el anuncio del acuerdo tuviese la repercusión negativa que tuvo el tratado con Colombia.

"Tenemos capacidad de aprender. Los dos países consultamos a los vecinos antes del anuncio del acuerdo, algo que no fue muy bien hecho en el caso de Colombia", dijo el diplomático.

En todas las instancias, Brasil ha dejado claro que el tratado es similar al que ha firmado con países como Francia y China, y que, en lugar de tropas, prevé el intercambio de tecnología, la colaboración en proyectos de defensa y la negociación de armamento.

Según la cancillería brasileña, el convenio tiene semejanza con otros 28 acuerdos de cooperación militar firmados por Brasil y con 29 protocolos bilaterales en vigor.

El pacto crea un marco de cooperación para organizar visitas mutuas de delegaciones militares, colaborar en asuntos técnicos y realizar encuentros entre instituciones de defensa, intercambios de estudiantes e instructores y entrenamientos castrenses conjuntos.

El acuerdo, que sienta las bases jurídicas para las compras mutuas de armas y la transferencia de tecnología, fue negociado durante siete años y sustituirá a uno anterior firmado entre ambos países tras la Segunda Guerra Mundial y suspendido por Brasil en 1977.

Brasil tiene interés en acceder a tecnología militar estadounidense muchas veces vetada y facilitar las negociaciones de venta a Estados Unidos de hasta 200 aviones de entrenamiento para pilotos militares.

El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, admitió que el acuerdo "ayudará" a la empresa brasileña Embraer en una licitación del Gobierno estadounidense para la compra de aviones diseñados para combatir guerrillas.

Según Jobim, el acuerdo puede permitir incluso que la secretaría de Defensa de EE.UU. suspenda la licitación internacional y adquiera directamente los aviones "Supertucano" que Embraer ya ha vendido a países como Colombia, Chile, Ecuador y República Dominicana.

El acuerdo de cooperación es similar al que Brasil suscribió con Francia y que prevé la compra de armas y material militar de ese país por hasta 12.000 millones de dólares.

El convenio con Francia establece la construcción conjunta de un submarino de propulsión nuclear y de otros cuatro convencionales del modelo francés Scorpene, así como del astillero donde se fabricarán los navíos y de una base naval de apoyo.

Igualmente incluye la venta a Brasil de 50 helicópteros que serán suministrados por un consorcio formado por la brasileña Helibras y por la europea Eurocopter, filial del grupo europeo EADS.

Brasil firmó el año pasado un acuerdo similar con China que prevé el desarrollo conjunto de sus industrias de defensa, la colaboración en ciencia y tecnología y la capacitación de personal, así como ejercicios militares conjuntos con más de 8.000 militares.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook