jueves, 19 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

San Ted Kennedy: muertes, alcohol e infidelidades

Tardó 10 horas en llamar a la policía tras un accidente en el que murió su acompañante

Jesús Merino López
jueves, 27 de agosto de 2009, 13:04
San Ted Kennedy: muertes, alcohol e infidelidades


San Ted Kennedy: muertes, alcohol e infidelidades San Ted Kennedy: muertes, alcohol e infidelidades

Madrid.- La muerte de Edward 'Ted' Kennedy ha ensalzado su labor como luchador por los derechos civiles y la igualdad. Pero el pasado siempre vuelve y también se recuerda su lado oscuro, marcado, como el del resto de su familia, por la tragedia y la fatalidad: muertes, alcohol e infidelidades manchan la memoria del senador demócrata, último hermano de los Kennedy. Edward Kennedy no era un 'santo'.

Edward Kennedy tuvo que ser expulsado de Harvard por intentar copiar en un examen de español, pero su episodio más dramático tiene nombre y apellidos: Mary Jo Kopechne. Ella era una joven afiliada al Partido Demócrata que murió ahogada en 1969. Acompañaba a 'Ted 'Kennedy en el coche de éste por la isla de Chappaquiddick, cuando el vehículo se precipitó a un río en plena noche. Kennedy logró salir a tiempo. Jo Kopechne no tuvo tanta suerte y murió. Lo grave y sospechoso del accidente fue el hecho de que 'Ted' tardase diez horas en llamar a la policía, lo que dio pie a todo tipo de rumores.

Estas especulaciones desencadenaron una fuerte corriente pública que apuntaba a que actuó de aquella extraña manera por haber conducido bajos los efectos del alcohol y para ocultar una presunta infidelidad a su mujer, ya que Ted tenía fama de galán. Esta presión social empujo a Kennedy a preguntar al pueblo si debía renunciar a su cargo político. No tuvo problemas y volvió a ser reelegido más adelante.

Sin embargo, este acontecimiento le quitó durante un tiempo de la cabeza la tentación de presentarse a la presidencia de EE.UU. por temor a que la bola del accidente de Chappaquiddick se hiciera aún mayor. Lo acabaría intentando en 1980 sin éxito.

En 1965 ya había sorteado a la muerte la noche en la que la Convención Demócrata de Massachusetts iba a proclamarle candidato al Senado. La avioneta en la que viajaba de Washington a Massachusetts se estrelló. En el accidente murió el piloto y un pasajero. Kennedy se rompió la espalda, varias costillas y sufrió una hemorragia interna.

Pese a este lado oscuro, llegó a convertirse en uno de los políticos más influyentes de su país y las demostraciones de cariño, respeto y admiración que se han llevado a cabo en Estados Unidos desde que se conoció la noticia de su muerte, así lo certifican.

Noticias relacionadas

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

Economía

Carmen Tomás

Carmen Tomás

Periodista y comentarista política y económica
Mariano Rajoy reunió ayer a los presidentes de las Comunidades Autónomas (con las excepciones ya sabidas y esperadas de País  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
La verdad es que no comprendo que se pueda cuestionar la vestimenta de la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, durante su  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Saben, me han impresionado algunas de las cosas que dijo Javier Fernández ante el comité federal del PSOE. Lo que más cuando  [...]

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook