domingo, 22 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

R.UNIDO-GENTE

Una mujer condenada en el Reino Unido por vender un pez a un niño de 14 años

Efe
miércoles, 31 de marzo de 2010, 10:48
Una mujer condenada en el Reino Unido por vender un pez a un niño de 14 años


Una mujer condenada en el Reino Unido por vender un pez a un niño de 14 años Una mujer condenada en el Reino Unido por vender un pez a un niño de 14 años

Londres.- Una mujer de 66 años ha sido condenada en el Reino Unido por vender un pez de colores a un niño de 14 años, lo que constituye un delito en el Reino Unido donde está prohibido vender animales a menores de 16.

Por realizar esta venta, Joan Higgins, dueña de una tienda de animales en Sale (Inglaterra), tendrá que pagar una multa de 1.000 libras (1.123 euros) y llevar una pulsera telemática durante siete semanas en las que no podrá salir de casa de siete de la tarde a siete de la mañana, según informan hoy varios diarios británicos.

Higgins, que a partir de ahora tendrá antecedentes penales, fue víctima de una trampa tendida por el Ayuntamiento, que envió al muchacho para ver si la condenada cumplía la prohibición oficial de vender animales a menores.

Joan Higgins declaró a la salida del juzgado que la sentencia es "ridícula" y que ha dejado traumatizada a toda la familia.

"¿Tan peligrosa soy que tengo que llevar una pulsera telemática? Estas pulseras son para la gente que hace cosas malas por la noche", se quejó Higgins.

"En ningún momento quise infringir deliberadamente la ley y el niño de verdad aparentaba 16 años", se defendió.

El hijo de Joan, Mark, de 47 años que trabajaba con ella en la tienda, ha sido condenado a 120 horas de servicios comunitarios y también tendrá antecedentes penales.

Ambas detenciones y procesos judiciales han supuesto un coste de 20.000 libras (22.473 euros) a las arcas del Estado.

Desde la aprobación de la ley del bienestar de los animales en 2006, está prohibido en el Reino Unido vender mascotas a menores de 16 años a no ser que vayan acompañados de un adulto y además los dependientes de estas tiendas deben informar a los clientes sobre el cuidado que deben prestar a esos animales.

Higgins vendió supuestamente el pez de colores al niño de 14 años sin preguntarle la edad y tampoco le aconsejó sobre cómo cuidarlo.

La máxima pena para este delito puede alcanzar los doce meses de prisión, o una multa de 20.000 libras (22.473 euros), o ambas juntas.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook