viernes, 02 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

CHILE-DERECHOS HUMANOS

La familia Carmelo Soria recurre a la CIDH tras el rechazo de la Justicia Chile de reabrir el caso

Efe
martes, 30 de marzo de 2010, 17:28
La familia Carmelo Soria recurre a la CIDH tras el rechazo de la Justicia Chile de reabrir el caso


La familia Carmelo Soria recurre a la CIDH tras el rechazo de la Justicia Chile de reabrir el caso La familia Carmelo Soria recurre a la CIDH tras el rechazo de la Justicia Chile de reabrir el caso

Santiago de Chile.- Carmen Soria, hija del diplomático español Carmelo Soria asesinado en 1976 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), anunció hoy que recurrirá ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos la negativa de la Justicia chilena a reabrir el caso.

"Voy a recurrir a los tribunales internacionales. No confío en la Justicia chilena", declaró a Efe Carmen Soria tras conocer este martes que el magistrado de la Corte Suprema, Héctor Carreño, rechazó la reapertura de la investigación por el asesinato de su padre.

"El ministro Carreño no hace caso a las leyes internacionales que el Estado chileno está obligado a cumplir", señaló Soria, quien lleva tres décadas luchando para que los asesinos de su padre sean castigados.

El diplomático español Carmelo Soria fue secuestrado el 14 de julio de 1976 y su cadáver, con huellas de tortura, fue encontrado dos días después en un canal de Santiago.

Soria, casado con una hija del escritor chileno José Santos González-Vera, era funcionario de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), organización de las Naciones Unidas con sede en Santiago.

"Lo que digan los jueces de este país nunca me ha llamado la atención, porque las personas que asesinaron a mi padre deberían estar en la cárcel desde hace mucho tiempo", manifestó hoy Carmen Soria.

La hija del diplomático español sostuvo que hay nuevos datos que afloraron recientemente a la luz en otras investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA, policía política de Pinochet) que "demuestran claramente que los implicados mintieron, como en el asesinato de su padre".

"Voy a conversar con mis abogados para ver qué diligencias podemos hacer y, obviamente, vamos a mandar el expediente a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, donde yo todavía tengo abierto el juicio contra el Estado chileno", explicó.

Según consta en el proceso, el asesinato fue cometido por la DINA, la policía secreta del dictador Augusto Pinochet.

Las Naciones Unidas pidieron entonces que se abriera una investigación sobre el crimen, pero en 1979 el caso fue sobreseído como "homicidio por terceros no habidos".

Al acabar la dictadura, el proceso fue reabierto en 1991, pero, tras un largo y accidentado trámite en los tribunales, fue archivado en 1996. Las sucesivas demandas de reapertura presentadas por la familia fueron desestimadas por la Corte Suprema.

El caso volvió nuevamente a los tribunales en octubre de 2003 merced a una querella presentada por la familia Soria contra Augusto Pinochet, de la que el Estado chileno se hizo parte. Sin embargo, en agosto de 2004 el alto tribunal rechazó una vez más la reapertura.

El último intento por castigar a los culpables tuvo lugar el año pasado, cuando el entonces subsecretario del Interior, Patricio Rosende, solicitó que se reabriera la investigación para determinar la responsabilidad penal de los implicados, petición que hoy fue desestimada por el juez Héctor Carreño.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook