lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Efe
martes, 30 de marzo de 2010, 10:20

Madrid.- El Banco de España prevé que la economía española caiga el 0,4% en 2010, una décima más de lo estimado por el Gobierno, y que en 2011 la economía crezca el 0,8%, un punto menos de la previsión del cuadro macroeconómico del Ejecutivo.

Así figura en el informe de proyecciones que hizo hoy el organismo supervisor correspondiente a este año y al próximo y en el que señala que para 2010 se espera un "cierto incremento" de la tasa de inflación, hasta una media anual en torno al 1%, cifra en todo caso reducida, "habida cuenta del posible impacto del aumento del IVA a partir del verano".

No obstante, el Banco de España considera que el efecto del incremento del IVA sobre el poder adquisitivo de las familias y sobre los precios finales será "limitado" y "contenido", debido sobre todo a la debilidad que todavía mostrará la demanda nacional.

En este sentido, previó que el consumo privado crezca en 2010 el 0,2%, aunque podría registrar un repunte transitorio durante el segundo trimestre, a consecuencia del impacto del alza del IVA, pese a que esta subida del consumo se vería compensado con una mayor atonía en el tercer trimestre.

El Banco de España señala que la actividad española registrará una "paulatina mejora" en 2010, aunque no suficiente para que el crecimiento anual del PIB fuera positivo, mientras que para 2011 apunta que la economía tendrá un comportamiento "más dinámico", aunque en el conjunto del año la tasa de expansión "todavía será reducida".

El organismo regulador advierte de que "la persistencia de un elevado grado de incertidumbre, los prolongados efectos del ajuste inmobiliario y el alto endeudamiento acumulado por el sector privado" frenan el avance de la recuperación.

En su opinión, es "imprescindible" la aplicación "rigurosa" del Programa de Estabilidad aprobado por el Gobierno de consolidación fiscal, así como la introducción de "reformas estructurales de calado" en el mercado laboral.

El organismo que dirige Miguel Ángel Fernández Ordoñez reduce las previsiones de reducción del déficit señaladas por el Ejecutivo y apunta a un descenso del 10,2% en 2010 y del 8,9% en 2011.

Por su parte, el ratio de deuda pública aumentaría hasta el 66% del PIB en 2010 y el 75% el año siguiente.

El informe apunta que es "difícil" de cuantificar el efecto de las medidas propuestas por el Ejecutivo para reconducir la economía y reducir el gasto público y asegura que "algunas pendientes, aún deben de ser definidas con precisión".

En suma, tras la contracción "tan intensa" de la economía en 2009, el Banco de España augura un escenario de "lenta recuperación y mejoría" para los dos próximos años.

Para 2010, prevé que el consumo privado retorne gradualmente a una senda de mayor dinamismo, de forma que la tasa de ahorro disminuya, si bien se mantendrá en niveles superiores a su media histórica.

Además, subraya que la magnitud del reto al que se han enfrentado las autoridades económicas y financieras y la importancia de las respuestas de política económica adoptadas, "y que ahora, en parte, deben retirarse", no permiten afirmar que el camino esté libre de obstáculos.

Estas proyecciones, según el Banco de España, suponen "una lenta reversión" del intenso ajuste del gasto de familias y empresas y del fuerte deterioro de la confianza de los agentes en la "severa" recesión del último año y medio.

Asimismo, confía en que el avance de los mercados de exportación y la mejora de la competitividad de la economía española impulsen la actividad, a través de la aportación de las exportaciones al crecimiento.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook