domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

ISRAEL-EEUU

El primer ministro de Israel regresa a su país tras quedar patente su disensión con Obama

Efe
jueves, 25 de marzo de 2010, 11:52
El primer ministro de Israel regresa a su país tras quedar patente su disensión con Obama


El primer ministro de Israel regresa a su país tras quedar patente su disensión con Obama El primer ministro de Israel regresa a su país tras quedar patente su disensión con Obama

Jerusalén.- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, regresó hoy a su país procedente de EEUU, tras quedar patente la tensión política que mantiene con el presidente norteamericano, Barack Obama, por la crisis de las colonias judías en Jerusalén Este.

El jefe del Ejecutivo israelí tiene previsto analizar mañana, viernes, la estrategia con que afrontar la disensión con su principal aliado en el mundo, que más que descender se incrementó durante su estancia en Washington, según medios locales.

Pese a que en un primer momento se informó de que tras su llegada a Israel Netanyahu había convocado una reunión con el gabinete reducido de siete ministros para analizar los últimos acontecimientos, fuentes de su oficina precisaron que no hay ningún encuentro previsto esta noche.

Medios electrónicos han informado de que la cita ha sido aplazada al mediodía de mañana, aparentemente debido a la fatiga del primer ministro y a la necesidad de analizar varios aspectos antes de reunirse con sus ministros.

El denominado "gabinete de siete" destacados ministros, engloba además del jefe del Gobierno al titular de Defensa, Ehud Barak, y al de Exteriores, Avigdor Lieberman; los viceprimeros ministros Moshé Yaalón y Dan Meridor; el ministro del Interior, Eli Yishai, y el ministro sin cartera, Beny Beguin.

Pese al inusualmente frío encuentro con Obama el martes en la Casa Blanca y que parece evidenciar el estado de la relación entre los dos países, Netanyahu ha recibido hoy el espaldarazo de varios de sus ministros que horas antes de su llegada han alabado "su determinación" y "coraje" para hacer frente a las presiones norteamericanas.

El ministro del Interior y jefe del partido ortodoxo sefardí Shas, Eli Yishai, calificó de "privilegio" haber sido responsable de la aprobación de la construcción de miles de casas en colonias judías en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este.

El viceprimer ministro Silván Shalom declaró que la construcción en la parte oriental de Jerusalén -practicada por todos los gobiernos precedentes desde su ocupación hace cuatro décadas- es "incondicional".

"¿Cómo hemos llegado al punto en que construir en Jerusalén se ha convertido en un obstáculo? Si parpadeamos ahora, perderemos todo y el Gobierno caerá", defendió.

El periódico "Yediot Aharonot", calificaba hoy de "humillación", el trato dado por Obama a Netanyahu, al que nada más iniciarse la entrevista preguntó qué gestos estaba dispuesto a hacer hacia los palestinos para convencerles de que reanuden el diálogo de paz, interrumpido desde hace más de un año.

Obama no quedó satisfecho con las vagas respuestas e insistió en la necesidad de pasos concretos.

También salió a colación el espinoso tema de la construcción en las colonias judías en territorio ocupado, detonante de las divergencias, cuando Israel anunció la edificación de 1.600 viviendas durante la visita al Estado judío del vicepresidente de EEUU, Joe Biden.

Washington vio el anuncio como una humillación a su vicepresidente y, según algunos comentaristas locales, Obama quiso devolvérsela a Netanyahu, particularmente después de conocer que Israel había dado la luz verde definitiva unas horas antes a otras 20 viviendas en Jerusalén Este.

En la entrevista Obama pidió trece gestos, sin contrapartida, hacia los palestinos, entre los que figuran la ampliación, en septiembre próximo, de la moratoria parcial de diez meses en la construcción en los asentamientos judíos en Cisjordania de forma que incluya también Jerusalén Este.

También, el repliegue del Ejército israelí a la situación previa al estallido de la Segunda Intifada, en 2000, y la liberación de entre varios cientos y mil presos palestinos.

Netanyahu se entrevistó ayer, miércoles, con el enviado especial de la Casa Blanca para Oriente Medio, George Mitchell, y antes de partir hacia Israel manifestó: "creo que hemos encontrado el camino dorado entre nuestro deseo, junto al de los norteamericanos, de hacer avanzar el proceso de paz, y mantener la política tradicional israelí".

Sin embargo, de momento no se vislumbra que el actual Gobierno israelí pueda hacer coincidir los intereses de EEUU e Israel, lo que ha llevado a analistas políticos a augurar que con tal de lograrlo, Netanyahu podría acercarse al partido de centro Kadima, liderado por Tzipi Livni.

Fuentes de sea formación advierten que antes debería dejar la actual coalición o bien el ultraderechista Israel Beitenu, o Shas.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook