martes, 22 julio 2014 |  503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
LA VOZ LIBRE

'Informe Robinson'

Leo Messi, un líder desde niño

El padre: "Lo suyo era algo innato"; la madre: "Entre sus amigos era un príncipe"

Stella Alonso
martes, 23 de marzo de 2010, 09:35

Barcelona.- Leo Messi ya era un genio del balón cuando nació, como ha confesado su padre Jorge: “Lo suyo era algo innato”. Cuando el esférico era más grande que él, Messi ya lo dominaba durante la etapa en que se pinchaba sólo cada noche las inyecciones por su enfermedad de crecimiento. Un niño travieso, consentido e inteligente, pero siempre futbolista.

Como han recordado sus profesoras del colegio Las Heras de Rosario, donde Messi creció, el argentino del Barça ansiaba salir de clase para jugar con la pelota. Sin embargo, 'la Pulga' no descuidaba sus notas, con una media de siete. También en su barrio la gente le recuerda así, pegado al balón. Cintia Arellano, su “amiga de panza”, como la llama Leo Messi por nacer a la vez que él, recuerda en ‘Informe Robinson’, de Canal +, las travesuras que compartía con su inseparable camarada.

Celia, la madre de Leo, reconoce entre risas, junto a su marido, la competitividad de Messi: “De chiquito era muy travieso acá en la casa, no podíamos jugar a las cartas con él porque si no ganaba las desparramaba”. “Era un niño muy consentido, entre sus amigos era un príncipe, lo amaban todos, ya era líder entre ellos por su manejo con la pelota. Él brillaba”, rememora Celia.

La abuela materna de Messi tuvo mucha influencia en él, especialmente en lo futbolístico. “Mi suegra se llevaba a Leo con cinco años junto a los hermanos a ver fútbol y un día faltaba un niño para jugar y ella ofreció al entrenador a Leo. Le dijeron que era muy chiquito pero ella insistió y así empezó todo”, ha comentado Jorge Messi. Desde entonces, la figura de su abuela será fundamental en la vida de Messi. “Cuando empezaba en el fútbol, él rezaba a la abuela cada noche para que le diera suerte”, reconoció su madre.

Su carrera comienza en el Newells Old Boys argentino cuando no contaba ni ocho años. El club vivió sus mejores años con Messi en la plantilla, un niño más menudo que el resto pero que hacía vibrar al equipo. Ganaban por goleadas y Messi era ovacionado por todos. Desde entonces, el Newells es conocido como “la máquina del 87”, cuando no había rival que parase a un niño “diminuto” como recuerda su padre.

La enfermedad que sufría Messi y que afectó a su crecimiento fue uno de los factores por los que Leo Messi tuvo que emigrar a Barcelona, aceptando la oferta de uno de los mejores clubes de Europa. Desde los ocho años, Messi se pinchaba él sólo en los muslos cada noche, pero el problema afectaba a la economía familiar, que no podía afrontar los costos de 1.000 euros al mes. La fundación Acindar ayudó durante los dos primeros años a Jorge Messi; luego, el Newells tuvo que hacerse cargo del tratamiento hasta que no pudieron seguir costeándolo. Entonces eran tiempos de ofertas, River Plate se interesó en Messi pero no estaba dispuesto a pagar a Newells, así que Jorge Messi se llevó a su futura estrella a visitar al Barça, un club que le esperaba con los brazos abiertos para costearle su tratamiento y ofrecer a la familia Messi todas las comodidades.

Noticias relacionadas

Comentarios

503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 
503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80

La Voz Libre en tu correo




La Voz Libre on Facebook