jueves, 27 abril 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

HAITÍ-SISMO

Clinton y Bush quieren que pymes sean el motor de la reconstrucción de Haití

Efe
martes, 23 de marzo de 2010, 00:01
Clinton y Bush quieren que pymes sean el motor de la reconstrucción de Haití


Clinton y Bush quieren que pymes sean el motor de la reconstrucción de Haití Clinton y Bush quieren que pymes sean el motor de la reconstrucción de Haití

Puerto Príncipe.- Los ex presidentes de Estados Unidos Bill Clinton y George W. Bush otorgaron hoy un peso decisivo a las pequeñas y medianas empresas en la reconstrucción de Haití al apostar por ellas cómo fórmula para dinamizar la economía, al tiempo que consideraron viable crear pronto 100.000 empleos en el país.

Bill Clinton, enviado especial de Naciones Unidas para Haití, destacó que el proceso podría contar con el respaldo de empresas surcoreanas y brasileñas, aunque no especificó en qué sectores ni ramas de actividad se concentrarían los nuevos puestos de trabajo.

Ambos ex mandatarios visitaron por unas horas el país caribeño para tratar con las autoridades sobre el proceso de reconstrucción de la nación caribeña tras el terremoto que el pasado 12 de enero causó 222.500 muertos y 1,5 millones de damnificados.

Clinton recordó la firma por parte de Estados Unidos de la ley "Hope" (Esperanza) que favorece la entrada sin pago de aranceles de productos textiles de empresas haitianas en el país norteamericano.

Por su parte, Bush destacó que "todavía existe mucho sufrimiento" en el país antillano.

"Se necesita más esfuerzo para resolver las debilidades" que se presentan en la gestión de la ayuda humanitaria", dijo, y abogó por el inicio de "un proceso para estimular las pequeñas y medianas empresas para el desarrollo de Haití".

Los dos ex presidentes, corresponsables del Fondo Clinton-Bush para la reconstrucción de Haití, se reunieron con el mandatario haitiano, René Préval, para tratar sobre la recepción y la gestión de los fondos de ayuda al desolado país.

"Los fondos recibidos deben ayudar a desarrollar Haití a largo plazo", después del período de emergencia, declaró Clinton, quien resaltó la importancia de asegurarse de la recepción de los recursos y de su gestión transparente.

La visita de Clinton y Bush tuvo también como objetivo preparar la conferencia de donantes del próximo 31 de marzo en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, en la que el Gobierno haitiano tiene previsto presentar su plan nacional para la reconstrucción.

En una reunión técnica preparatoria celebrada el martes y miércoles pasados en Santo Domingo se cifró en 3.800 millones de dólares el aporte de la comunidad internacional para financiar durante 18 meses la reconstrucción de la nación caribeña.

También se propuso la creación de un fondo de reconstrucción y de un órgano paralelo que determine las principales necesidades para la reconstrucción, copresidido por el primer ministro de Haití, Jean Max Bellerive, y Clinton, en calidad de enviado especial de la ONU.

Bush y Clinton establecieron el Fondo para Haití pocos días después del devastador sismo a petición del presidente de EE.UU., Barack Obama.

Hasta la fecha, más de 200.000 personas han aportado cerca de 36 millones de dólares al Fondo, de los que cuatro millones ya se han distribuido a diversas organizaciones.

En una conferencia de prensa celebrada ante el semiderruido Palacio Nacional junto al presidente haitiano, quien agradeció la visita, ambos ex mandatarios invitaron a la comunidad internacional a orientar sus acciones en común y a tener en cuenta las aspiraciones de la población de Haití.

"Debemos ayudar Haití, no con nuestra propia visión, sino con la del pueblo haitiano", aseveró Clinton.

El ex presidente y representante de la ONU destacó que las organizaciones no gubernamentales y los donantes internacionales "deben dirigirse en la misma dirección con el objetivo de lograr el éxito".

Bush y Clinton hicieron también hincapié en la necesidad de garantizar a los haitianos que no van a morir en inundaciones, como ocurrió en 2008, cuando dos huracanes y otras tantas tormentas tropicales causaron la muerte de cerca de 800 personas.

Ante la perspectiva de la temporada de lluvias, que comenzará en los próximos días, resaltaron la importancia de sacar a la gente de los lugares inseguros y de instalar sistemas de saneamiento en los campos de desplazados, donde viven 1,2 millones de personas desde el terremoto.

Sobre la situación que ha generado la catástrofe, el ex presidente Bush manifestó: "verlo con tus propios ojos es diferente de lo que muestra la televisión".

Antes y durante la conferencia de prensa, partidarios del ex presidente Jean Bertrand Aristide se manifestaron en las proximidades del Palacio Nacional, donde colocaron neumáticos en llamas y pidieron el retorno del ex mandatario, derrocado en 2004 y en la actualidad exiliado en Sudáfrica.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook