sábado, 03 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

BOLIVIA-D.HUMANOS

Organizaciones bolivianas recuerdan a un jesuita español asesinado hace 30 años

Efe
lunes, 22 de marzo de 2010, 21:00
Organizaciones bolivianas recuerdan a un jesuita español asesinado hace 30 años


Organizaciones bolivianas recuerdan a un jesuita español asesinado hace 30 años Organizaciones bolivianas recuerdan a un jesuita español asesinado hace 30 años

La Paz.- Organizaciones sociales y religiosas celebraron hoy una marcha para conmemorar los 30 años de la muerte del sacerdote jesuita español Luis Espinal Camps, asesinado por paramilitares antes del golpe de Estado de Luis García Meza en 1980.

Como todos los años, centenares de estudiantes, activistas por los derechos humanos, trabajadores y algunos políticos marcharon hoy hasta el barrio Villa las Nieves, lugar donde fue encontrado el cuerpo de Espinal, para rendir homenaje póstumo al sacerdote.

Luis Espinal Camps nació en febrero de 1932 en la localidad barcelonesa de Sant Fruitós de Bages, llegó a La Paz en 1968 y dos años después adquirió la nacionalidad boliviana.

En Bolivia es considerado un mártir de la democracia por haber sido parte de una huelga de hambre contra la dictadura del general Hugo Banzer Suárez (1971-1978), fallecido en 2001.

También fue crítico de cine, productor audiovisual y dirigió el semanario Aquí, un periódico que denunciaba los intentos sediciosos de los militares de la época, confirmados luego con la asonada militar de García Meza el 17 de julio de 1980.

Espinal fue secuestrado y torturado por paramilitares el 22 de marzo de 1980, en La Paz, antes de ser asesinado de varios disparos.

Cuatro meses después del asesinato del jesuita español se instauró en Bolivia la dictadura de García Meza (1989-1981), a cuyos colaboradores se les acusa de haber hecho desaparecer pruebas del homicidio y de haber protegido a los autores del crimen.

Al acto conmemorativo asistieron, entre otras personalidades, el alcalde de La Paz, Juan del Granado; el sacerdote jesuita Eduardo Pérez, el ex ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, y el ex Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín.

"Para mí, Luis Espinal ha sido y es un ejemplo de vida. En Bolivia tenemos muchos líderes sindicales, líderes empresariales y líderes políticos. Lo que nos hace falta son ejemplos de vida", afirmó Rada.

Durante la dictadura de García Meza fueron asesinadas 93 personas, desaparecieron 27 y se produjeron 4.000 detenciones.

Actualmente, el ex presidente y su ministro del Interior, Luis Arce Gómez, cumplen una condena de 30 años sin derecho a indulto en el penal de Chonchocoro por los crímenes que cometieron, en tanto que el Ministerio Público inició en 2009 una nueva investigación para hallar los restos de los desaparecidos en la dictadura.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook