lunes, 27 febrero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

BALONCESTO-EUROLIGA

El Real Madrid quiere rebelarse ante el Barcelona en la Euroliga

Efe
lunes, 22 de marzo de 2010, 13:21
El Real Madrid quiere rebelarse ante el Barcelona en la Euroliga


El Real Madrid quiere rebelarse ante el Barcelona en la Euroliga El Real Madrid quiere rebelarse ante el Barcelona en la Euroliga

Madrid.- El Real Madrid encara los cuartos de final de la Euroliga con la necesidad de rebelarse ante sí mismo y todo lo que representa la enorme superioridad mostrada por el Barcelona en los enfrentamientos directos esta temporada si quiere tener alguna opción de dar la gran sorpresa de la competición y meterse en la fase final.

La derrota madridista en el último partido del 'top 16' frente al Maccabi Tel Aviv cayó como un jarro de agua fría en Vistalegre. Nadie quería que el 'clásico' volviera a darse en el torneo continental, pero sobre todo nadie en el conjunto que dirige el italiano Ettore Messina.

Quince años, desde Zaragoza'95, lleva el Real Madrid sin ganar el máximo torneo continental, demasiado tiempo para el club blanco, y la inversión hecha este año apuntaba a luchar por aspirar a entrar en la fase final, lo que no ocurre desde París'96, donde cayó en semifinales, precisamente, ante el Barcelona.

El conjunto catalán no sólo es el mejor equipo de la Liga ACB (líder con tres victorias de ventaja respecto al Real Madrid, así como máximo anotador y mejor defensa) y de lo que va de Euroliga (15 triunfos y tan solo una derrota, la polémica en Belgrado frente al Partizan), sino que esta temporada ha pasado por encima del cuadro de Messina.

Tan solo en la final Supercopa de Las Palmas de Gran Canaria, el 3 de octubre, el Real Madrid lo tuvo muy cerca y solo cayó por 86-82 tras un encuentro muy equilibrado, porque luego, en la Liga el cuadro azulgrana 'asaltó' Vistalegre con su mayor diferencia de la historia (57-79) y en la final de la Copa del Rey, disputada en Bilbao, se impuso por un contundente 80-61 tras un auténtico paseo.

Los precedentes son, por lo tanto, nefastos para el conjunto blanco, obligado a olvidarlos en el plano anímico pero a la vez a tenerlos muy en cuenta para no cometer los mismos errores.

Quizá, como ha reconocido el propio Messina, la mentalidad puede ser un elemento determinante en la suerte de la eliminatoria en la que el Barcelona, además, tiene el factor cancha a su favor, por lo que los dos primeros encuentros se disputarán en el Palau Blaugrana, donde nadie ha ganado esta campaña.

Como es habitual, para el Real Madrid se antoja imprescindible el tratar de sacar adelante uno de estos dos compromisos si quiere revertir la 'misión imposible' en la que parece encontrarse inmerso.

Pero para ello es absolutamente imprescindible que los pupilos de Messina, cuádruple campeón continental, encuentren la concentración, la regularidad en el juego y la mentalización imprescindible para progresar en el duro reto que le ha deparado la derrota ante el Maccabi en su pretensión de volver a una fase final.

Históricamente, además, el Palau Blaugrana es un escenario esquivo para el Real Madrid en los enfrentamientos europeos y en Liga no gana desde la campaña 2006-07, con Joan Plaza en el banquillo, cuando obtuvo su última ACB con Felipe Reyes estelar, protagonista del 71-82 que sentenció la final liguera.

Pese a la profunda transformación de la sección de baloncesto madridista, con la llegada a los despachos de Antonio Maceiras, al banquillo de Messina y con una plantilla absolutamente renovada, el potencial del bloque que adiestra Xavi Pascual se ha mostrado muy superior, con muchas más opciones, profundidad, recursos y fiabilidad. Y esto, tratándose del gran rival, escuece, lo que complica la situación ante las tradicionales urgencias de los grandes.

Reyes, capitán madridista y protagonista del último triunfo blanco en el Palau, sabe, como sus compañeros, de la importancia de la eliminatoria para el futuro inmediato de ambos equipos porque puede marcar la línea entre el fracaso y una buena temporada, al menos en la Euroliga.

"Esperemos ser los que sigamos adelante y entrar en la 'final four'", señaló el pívot madridista, quien reconoció que fue "realmente duro" perder ante el Maccabi. "Hemos tenido un partido malo en casa en el peor momento. Es una pena porque habíamos llevado una buena temporada y estábamos en buena posición", dijo.

"Pero hay que aceptarlo e ir a Barcelona a tratar de conseguir al menos una victoria. Tenemos que jugar con confianza y luchar por superar la eliminatoria", apuntó Reyes, quien resaltó que el cuadro azulgrana "tiene un equipo muy profundo, sin debilidades en ninguna posición. Eso es lo que le hace tan fuerte esta temporada. No te puedes centrar en un solo jugador, sino que hay que velo como un equipo y tratar de pararlo".

El capitán del Real Madrid señaló que confía en que el factor cancha no sea tan decisivo en la serie como pudiera parecer, aunque reconoció que tener la ventaja de pista "es siempre importante, especialmente en eliminatorias largas".

"Pero yo creo que podemos batir al Barcelona en el Palau Blaugrana. Si jugamos un buen partido allí, como ya lo hemos hecho en ocasiones (en otros campos, como el del Panathinaikos) esta temporada podremos superarlos", apostilló Reyes, quien indicó que tras unos inicios de temporada difíciles por las lesiones poco a poco va encontrando el ritmo adecuado y con ello la confianza dentro del equipo.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook