lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

RUSIA-EEUU

Lavrov y Clinton esperan la pronta firma del nuevo tratado de desarme nuclear

Efe
jueves, 18 de marzo de 2010, 18:46
Lavrov y Clinton esperan la pronta firma del nuevo tratado de desarme nuclear


Lavrov y Clinton esperan la pronta firma del nuevo tratado de desarme nuclear Lavrov y Clinton esperan la pronta firma del nuevo tratado de desarme nuclear

Moscú.- La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, expresaron hoy su confianza en la pronta firma del nuevo tratado de desarme nuclear entre ambos países.

"Los resultados de las últimas rondas nos hacen pensar que en breve concluiremos las negociaciones" sobre el nuevo tratado de reducción de armas estratégicas, señaló Clinton en rueda de prensa conjunta con su colega ruso.

Clinton destacó que los negociadores que ultiman el texto del nuevo tratado en Ginebra informaron hoy en Moscú sobre "avances sustanciales" en las negociaciones.

Por su parte, Lavrov se manifestó "satisfecho" sobre cómo los negociadores de ambos países cumplen lo encomendado por los presidentes de Rusia, Dmitri Medvédev, y EEUU, Barack Obama, tras su reunión de julio pasado en Moscú.

"Tenemos muchas razones para suponer de que estamos en la parte final de la última etapa y esperamos que los negociadores nos informen en breve del fin de su trabajo", dijo.

Los dos responsables de Exteriores aseguraron que tras el fin de las negociaciones propiamente dichas, ambas partes consensuarán el lugar y la fecha de la ceremonia de firma del documento que sustituya al Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START), que expiró en diciembre y fue prorrogado hasta la suscripción del nuevo.

"Los negociadores deben suscribir una declaración sobre la conclusión de las negociaciones y esperemos que pronto recibamos de ellos esa comunicación, y después ya pasaremos al asunto de la fecha y el lugar de la firma", apuntó.

Rusia y Estados Unidos iniciaron el 9 de marzo en Ginebra la décima y, previsiblemente, última ronda de negociaciones sobre desarme iniciadas hace casi un año por Medvédev y Obama en Londres.

Recientemente, Lavrov aseguró que el nuevo tratado contemplará la vinculación entre el armamento ofensivo -misiles balísticos- y el defensivo -sistemas antimisiles-, a lo que EEUU se muestra reticente.

"Si todos respetamos el principio fundamental, es decir, la paridad (nuclear), pues todos los asuntos serán aclarados muy rápido", dijo.

Según informa hoy el diario "Kommersant", que cita fuentes del Kremlin y la Cancillería, la firma del tratado de desarme tendrá lugar antes de la conferencia nuclear que se celebrará el próximo 12 de abril en Washington.

"Todas las posturas de principio, incluido la telemetría -intercambios de datos de lanzamientos de misiles-, están acordadas. La labor de los negociadores ya no tiene un carácter político, sino técnico", apunta una fuente.

Los analistas señalan que el problema podría radicar no en la firma del tratado, sino en su ratificación por parte de los Legislativos de ambos países.

Y es que la Duma rusa no dará su visto bueno si el documento no vincula armamento ofensivo y defensivo, y el Senado norteamericano tampoco lo ratificará si éste limita la capacidad de EEUU de desplegar escudos antimisiles para defender a sus aliados, según aseguró recientemente el senador republicano John McCain.

Los presidentes ruso y estadounidense acordaron que el nuevo tratado de desarme debe reducir el número de cabezas nucleares de cada país a una cifra de entre 1.500 y 1.675 en sus primeros siete años de vigencia.

Por otra parte, Clinton y Lavrov también abordaron otros asuntos como la crisis nuclear iraní y la reunión mañana en Moscú del Cuarteto de mediadores internacionales para Oriente Medio (EEUU, UE, ONU y Rusia).

"Trabajamos conjuntamente con nuestros otros socios (...) para alcanzar un consenso que deje claro a Irán que sus acciones pueden tener consecuencias", dijo la jefa de la diplomacia norteamericana.

Al tiempo que amenaza con sanciones, EEUU aún apuesta por una "solución diplomática" del problema iraní, señaló Clinton, que también pidió a Moscú que aplace la puesta en funcionamiento de la primera planta nuclear iraní, que ingenieros rusos construyen en el Golfo Pérsico (Bushehr).

Mientras, Lavrov señaló que Rusia sólo respaldaría unas sanciones que buscaran "impedir la violación del régimen de no proliferación", aunque matizó que el Consejo de Seguridad ni siguiera ha iniciado un debate al respecto.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook