miércoles, 24 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

CRISIS ECONÓMICA

Artur Mas promete una revolución en infraestructuras y defiende la soberanía fiscal

Efe
jueves, 18 de marzo de 2010, 15:54
Artur Mas promete una revolución en infraestructuras y defiende la soberanía fiscal


Artur Mas promete una revolución en infraestructuras y defiende la soberanía fiscal Artur Mas promete una revolución en infraestructuras y defiende la soberanía fiscal

Barcelona.- El presidente de CiU, Artur Mas, ha prometido hoy que, si llega a la presidencia de la Generalitat, llevará a cabo una "revolución" en las infraestructuras y ha abogado por marcar como horizonte de Cataluña la consecución de su soberanía fiscal, con un sistema de financiación como el concierto económico.

En el ciclo de charlas preelectorales organizadas por el Círculo de Economía, el jefe de la oposición ha asegurado que asumirá todos los costes que pueda significar para su imagen tirar adelante alguna infraestructura que considere necesaria pero que no haya conseguido recabar un consenso amplio en el territorio.

Una promesa que ha gustado a los más de 200 empresarios que llenaban la sala de actos del Círculo de Economía, donde Mas ha sacado a colación los recientes cortes en el suministro eléctrico sufridos en las comarcas gerundenses a consecuencia de las nevadas, para poner sobre la mesa la pregunta que a su juicio deben hacerse los catalanes: "¿Qué calidad en las infraestructuras queremos para nuestro país?".

Mas ha asegurado que aspira a dotar al país de infraestructuras de "gran calidad", aunque eso "tiene un precio", porque hay que "pagarlo o a través de los impuestos de la gente o a través de tarifas", además del desgaste que pueda costarle al gobierno promover obras que generen algún tipo de rechazo social.

El compromiso que ha asumido Mas ante este foro empresarial es que un hipotético gobierno de CiU tendrá el "coraje" suficiente para impulsar "todas las infraestructuras que haga falta y de todo tipo", porque "el país necesita una revolución de las infraestructuras".

Se promoverá, por ejemplo, la construcción de carreteras como el Cuarto Cinturón, se invertirá en la red ferroviaria de Cercanías, se impulsará la línea de Muy Alta Tensión (MAT), se construirán plantas de tratamiento de residuos o incineradoras, todo ello a poder ser con "consenso", pero si no es posible, ha dicho, no le temblará la mano para tirar adelante las obras que crea imprescindibles.

"El consenso tiene un plazo, no es eterno. Acabado el tiempo del consenso empieza el tiempo de las decisiones", ha recalcado.

A modo de ejemplo de lo que puede ser capaz un gobierno de CiU para acometer sus proyectos por muy impopulares que sean, Mas ha recordado que el ejecutivo de Jordi Pujol ya envió en 2001 a los Mossos d'Esquadra a custodiar a los operarios de Fecsa-Endesa que construían la línea de alta tensión de las Gavarres.

Buena parte de la financiación de estos nuevos proyectos, según Mas, debe proceder de las inversiones del Estado en Cataluña, como estipula el propio Estatut, aunque ha reconocido que para que esta disposición estatutaria se cumpla en su integridad, el gobierno de la Generalitat "debe tener la sartén por el mango" en Madrid.

Mas ha apostado además por "recuperar" para Cataluña "centros de decisión en aquellos temas de máximo interés", como el suministro de energía, y en este sentido ha considerado "una auténtica lástima" que Gas Natural perdiese la ocasión de controlar Endesa.

Por otra parte, Mas ha abierto la puerta a reivindicar en un futuro no muy lejano el sistema de concierto económico, cuestión que a su juicio recaba un amplio consenso en Cataluña: "Los 7,5 millones de catalanes deben fijarse el objetivo, desde el punto de vista fiscal y financiero, de poder administrar los recursos que generan", ha dicho.

Según Mas, ahora hay que aplicar el Estatut, que no recoge este modelo de financiación, pero "a no muchos años vista" Cataluña debe ponerlo encima de la mesa y, en este caso, "no se podrá decir que no es constitucional" puesto que Navarra y el País Vasco lo tienen.

Mas ha recordado que en el momento de elaborar el Estatut en Cataluña "no se pudo incluir" un modelo de concierto porque "los consensos obligaron a renunciar a este objetivo".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook