sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

MEMORIA HISTÓRICA

Inician la búsqueda de los restos de tres guerrilleros, dos de ellos extremeños

Efe
martes, 16 de marzo de 2010, 17:53
Inician la búsqueda de los restos de tres guerrilleros, dos de ellos extremeños


Inician la búsqueda de los restos de tres guerrilleros, dos de ellos extremeños Inician la búsqueda de los restos de tres guerrilleros, dos de ellos extremeños

Retuerta del Bullaque (Ciudad Real).- La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha comenzado hoy en Retuerta del Bullaque (Ciudad Real) la búsqueda de tres guerrilleros antifranquistas, dos de ellos naturales de pueblos extreneños, que fueron asesinados el 12 de marzo de 1949 por la Guardia Civil en los Montes de Toledo.

Los tres guerrilleros formaban parte de una partida de maquis que fue muy conocida en esta comarca, en torno a cuyas figuras fue creciendo una gran leyenda que se extendió por las comarcas donde llegó su actividad.

Miembros de este grupo de maquis eran José Méndez Jaramago conocido como el "Manco de Agudo", de 34 años, natural de Higuera de Vargas (Badajoz) pero avecindado en Agudo (Ciudad Real); Honorio Molina Merino conocido como el "Comandante Honorio", de 31 años, natural de Villarta de los Montes (Badajoz) y también residente en Agudo y Reyes Saucedo Cuadrado, también de 31 años, nacido y residente en Agudo.

Los cuerpos de estos tres maquis son los que son buscados desde hoy en el antiguo cementerio de Retuerta del Bullaque, propiedad del obispado manchego, lugar donde fueron trasladados después de que les dieran muerte cuando la Guardia Civil les sorprendió calentándose en un chozo.

La información aportada por los vecinos de la zona ha permitido ubicar el lugar exacto del enterramiento, mientras que los datos obtenidos del registro civil de la localidad por la ARMH han permitido identificar a las tres víctimas y la fecha en la que se produjeron los asesinatos.

Arqueólogos y forenses trabajan para poder localizar los cuerpos, circunstancia que podría ocurrir muy pronto, ha explicado Santiago Macias, vicepresidente de la ARMH.

Según Macias, la apertura de las fosas se ha realizado tras recibir una petición de las familias y comprobar que la información que aportaban estaba bastante clara y contaban con los testimonios suficientes que identificaban el lugar donde se encontraban los restos de los cadáveres.

Para llevar a cabo la exhumación ha sido necesario contar con todos los trámites necesarios, entre ellos, el permiso de poder acceder al antiguo cementerio del municipio, propiedad del obispado de Ciudad Real.

Comentó que una vez que se localicen los primeros restos el trabajo será más lento, puesto que se tendrá que hacer con brocha y paleta para poder sacarles de manera individualizada.

Una vez que esto ocurra, dijo, se les trasladará a un laboratorio forense, donde se llevará a cabo el proceso final de identificación.

Macias ha señalado que se trata de la primera fosa que se abre en España este año y la segunda en la provincia de Ciudad Real, donde ya en 2006 se llevó a cabo una exhumación en el municipio de Fontanosa.

Ha recordado que desde que comenzó el trabajo de la ARMH en España han abierto unas 150 fosas y aproximadamente se han recuperado entre 1400 y 1500 personas, de las cuales, más del 90 por ciento se han logrado identificar.

Respecto a las personas que se buscan en la fosa, ha señalado que el proceso de identificación será más fácil que en otras ocasiones, puesto que uno de ellos, "El Manco de Agudo", era apodado así por ser manco y, en los otros dos casos, la estatura y la edad tendrá mucho que ver.

Juan Pedro Esteban Palomero, uno de las personas que ha colaborado en hacer posible la apertura de esta fosa, ha resaltado el interés de las familias por recuperar los restos de sus seres queridos.

Esteban Palomero, que siempre se ha sentido atraído por la vida de los maquis en la provincia de Ciudad Real, ha explicado que existen dos versiones de cómo murieron estos tres hombres, y mientras una apunta a que los mataron en una finca cercana, otra señala a que murieron envenenados.

La recuperación de los restos "ayudará a conocer la realidad de lo que pasó".

Estos maquis fueron los últimos que quedaron en la zona y de los últimos que murieron, pues muchos otros se salvaron al lograr pasar a Francia.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook