viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Andrés Marcovecchio: "Para ser actor antes debes ser camarero"

Argentino, de origen italiano, ha interpretado "Bla, Bla, Bla" en el Swing Jazz Club de Madrid

Manuel Romero / Fotos: Manuel Hoyas Vadillo
martes, 16 de marzo de 2010, 14:52
Andrés Marcovecchio, con el teatro

Andrés Marcovecchio, con el teatro

Madrid.- Andrés Marcovecchio (34) es actor argentino de origen italiano. Ahora vive en Madrid y forma parte del llamado 'teatro expréss', que está popularizando el director de teatro Miguel Pittier, donde los actores interactúan con el público de una forma muy cercana y distinta al teatro clásico. Ejemplo de ello es la función 'Bla bla bla', que se ha representado en el local 'Le Swing Jazz Club' de Madrid.

- ¿Por qué tienes apellido italiano?

- Porque mi papá es de origen italiano. Viene de una ciudad de la provincia de Isarnia, Agenone, donde se hacen todas las campanas para las iglesias de todo el mundo.

- ¿Y cómo diste tú la campanada en tu familia diciendo que querías ser actor?

- A mí me gustaba actuar en la escuela y en realidad nunca tuve que decir nada. Siempre se supo y siempre se me aceptó ese lado artístico. De la parte de mi madre y de mi padre hay gente que es artista. Así que siempre con mucha naturalidad.

- ¿Y entre actor de cine o de teatro?

- Es mucho más real la parte del teatro porque es el aquí y el ahora, la sorpresa durante todo momento de lo que te puede llegar a pasar. El cine me encanta pero sé que es un trabajo más sacrificado. Estar cortando todo el tiempo para hacer nuevas escenas hace que se pierda la naturalidad del personaje.

- ¿Cuándo fue la primera vez que te subiste a un escenario?

- Tenía seis años.

- ¿Y qué papel interpretaste?

- El de un gorrión. Es un pájaro que viene desde Europa y que iba a estropearle el nido a un hornero, que es un pájaro argentino que hace un nido de barro. Era como el malo de la obra.

- ¿Y eso no es xenófobo?

- No es para nada xenófobo. El gorrión es europeo, pero es mundial (risas).

- ¿Qué eres: mejor vendedor o mejor actor?

- No sé, las dos cosas creo que se me dan bien, me siento mejor actuando cuando estoy arriba del escenario. Aunque sí es verdad que cuando vendo no me creo que sea un vendedor. Me siento como si estuviera presentando algo.

- No hay actor que no haya sido antes camarero o vendedor, ¿qué hubieras preferido: ser camarero o vendedor?

- Prefería ser vendedor, he sido camarero también, pero me resultó más fácil estar presentando un producto que presentando platos de comida. Para ser actor antes debes ser camarero (risas). He hecho de todo. He presentado una muy buena taza de té, he planchado camisas también y he lavado pisos.

- ¿Qué tiene esta profesión que tienes que dedicarte a otra cosa para disfrutarla?

- Eso es lo ‘jodido’, que a veces tengo que dedicarme a otra cosa que no me gusta para poder hacerlo. Pero me parece que eso es parte del juego, del gaje del oficio que uno eligió.

- A eso me refiero, ¿por qué este oficio conlleva eso y otros no?

- Un abogado a veces entra en un estudio y no pasa de hacer fotocopias. Tengo amigos ingenieros que conducen taxis, pero esta profesión es la más complicada porque si no tienes otros complementos como cantar, bailar o tocar un instrumento todo es más difícil. Sólo tienes la carta de presentación de actuar y si no encajas con el perfil que están buscando, perdiste. En cambio, un abogado o un director de recursos humanos cuando presenta en un trabajo su currículum, si eres competente te van a llamar. En mi profesión, si renecesitan a un rubio siendo morocho (moreno) no te van a llamar. También es bueno que para ser actor no necesitas ni ser ni viejo, ni joven, ni guapo ni lindo, ni feo, aunque sí es verdad que tienes que encajar justo en el personaje.

- Hasta que llegaste a España, ¿qué actividad teatral tuviste en Argentina?

- En Argentina empecé en mi ciudad que se llama Azul (Buenos Aires). Hicimos una obra con personajes creados a partir de un juego de improvisación en el que justamente yo hacía de vendedor, pero en este caso vendía personas. Me llamaba mucho la atención esta gente que se dedica a proporcionar cuerpos de personas en una agencia de prostitución. Después me fui a Buenos Aires y ahí estuve en grupos de teatro estudiando en centros culturales, donde conocí a mi director de teatro, que es de España y se llama Miguel Pittier. Después Raúl Serrano, que es como otra eminencia en Buenos aires que estudio doce años en Rusia. En Argentina hice piezas de teatro y dos películas con pequeños personajes, pero muy interesante también.

- ¿Son los actores y guionistas argentinos los mejores de habla hispana en estos momentos?

- Yo creo que en España hay gente bastante interesante que a veces no les dejan espacio. En Cuba me parece que hay gente interesante y en Chile también, pero creo que hay muy buen producto en Argentina para explotar tanto directores como actores o guionistas. En España también. Me parece que hay gente que quiere largarse a hacer proyectos interesantes. Lo que pasa es que con la crisis la gente se anima poco a darle posibilidad a los jóvenes creativos. Estamos más acostumbrados a dar oportunidad a la gente con trayectoria y con todo un currículum hecho, pero creo que hay gente joven que puede aportar mucho a toda la creatividad del cine y del teatro.

- ¿En qué año saliste de Argentina?

- En el año 2000, porque quería descubrir el Viejo Mundo, España y obviamente también me interesaban otros lugares como Francia, Inglaterra e Italia. Quería ver de dónde venía mi familia y mis antepasados. Esa cosa que tenemos nosotros los argentinos, no sé si todos, pero por lo menos en mi caso. Uno escucha a su padre diciéndote que tienes sangre italiana y entonces me llamó un poco la atención ver de dónde venía mi origen. Me sentía así, hecho de todos lados. Una mezcla de francés con italiano y con criollo nativo de Argentina. Me enamoró Europa y me quedé. Siento que tengo una gran parte argentina y otra europea, aunque en mi modo de vida me siento más europeo.

- ¿Europa te ha decepcionado en algún sentido?

- No, en realidad tuve muchas buenas experiencias y muy buenos contactos con la gente. No me ha decepcionado Europa. Te puede gustar una ciudad más que otra, pero como me puede gustar un sweater de lana y uno de ‘Cachemir’. Decepcionado para nada, todo lo contrario.

- Profesionalmente, desde que llegaste en 2000, ¿qué has hecho?

- He hecho un trabajo con un profesor argentino que se llama Fernando Orecchio y fue un trabajo de escenas de teatro clásico y un poco de teatro loco como ‘Jeanchenet’ ('El balcón'). Después un ensayo y luego participé con un grupo que se llamaba ‘El Perchero'. Con este último hicimos una especie de parodia de ‘Cabarét’. Mi personaje era una mujer loca. En ‘Jeanchenet’ hice de un militar que iba a acostarse con una puta que pedía que él hiciera de su caballo.

- ¿Siempre tocando los bajos fondos?

- Siempre tocando los bajos fondos. Me interesan los personajes que tocan los bajos fondos (risas).

- ¿La última experiencia ha sido la de ‘Bla, Bla, Bla’?

- Sí, ha sido una experiencia bastante interesante. Trajimos a la práctica lo que se creó en Londres en los años 90: ‘teatro expréss’. Consistía en interferir en medio de una reunión cotidiana en un bar donde la gente puede llegar a participar, pero el actor no puede meterse con la gente. Eso está bien porque estás actuando en contacto directo con el público. En el teatro es diferente porque hay un escenario y una altura que te divide y en cambio aquí está sentado al lado tuyo. Así podría pasar perfectamente en un supermercado o en un autobús… y me parece realmente interesante.

- ¿Qué has aprendido de ‘Bla Bla Bla’?

- Me quedo con la diversidad del público, la energía que te puede transmitir. Puede estar lleno, puede estar vacío, pero viendo las energías de la gente a veces uno lo vive diferente. Aquí tú no puedes dejar de ver la reacción del público en directo en ese mismo segundo, en ese mismo instante. Eso te puede blandear un poco, pero hay que aprender a ser firme y no dejarse llevar por una cara poco satisfecha, sorprendida o alguien que le dice a una chica "qué lindas tetas que tienes".

- ¿Cuál es la obra de teatro que te gustaría interpretar y qué personaje?

- Nunca me había planteado esa pregunta (risas), porque me gustaría hacer de todo. Me gustaría mucho ‘Esperando a Godot’. Es una historia fascinante, una espera que hasta el último momento te queda la duda de si la persona va a venir o no. Además, esos dos indigentes, las charlas que tienen y lo que les va pasando me parece super interesante. Puede ser porque es un fantasma mío. Que me puede llegar a pasar si estamos a un paso de poder terminar en la calle. Y me interesaría presentar eso.

- Y del escenario a tu vida real. En tu vida, ¿a quién esperas, qué esperas?

- Quiero que me pasen cosas lindas y recibir cosas buenas de la gente y las cosas malas transformarlas en aprendizaje. Espero bondad y agradecimiento en general, que no haya guerras y todas esas cosas, que son un poco utopía, pero a mí me pasó eso. Me acuesto todas las noches pidiendo que haya paz y me levanto todos los días pensando en hacer una buena acción que nunca sé cuál va a ser y que la gente sea agradable. Trato de ser agradable.

Noticias relacionadas

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 3 comentarios
Dice ser Anónimo
jueves, 25 de marzo de 2010, 09:52
Un grande!

Dice ser Anónimo
martes, 23 de marzo de 2010, 17:11
Me encanta todo: el actor, el teatro y el hombre por supuesto!
¡Que guapo tambien! ¡Buena suerte!

Dice ser Tita
sábado, 20 de marzo de 2010, 00:38
Que genio este pibe!!!!!!!!!

Página 1 de 1
Encontrados 3 comentarios
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

Mi Agenda Secreta

María Eugenia Yagüe

María Eugenia Yagüe

Periodista y comentarista social
Las primeras imágenes de Manuel Benítez, 'El Cordobés', con María Angeles, su nueva pareja, publicadas en la revista  [...]

Sociedad

Rosa Villacastín

Rosa Villacastín

Periodista y comentarista social
En un país como el nuestro donde los grandes actores, actrices, gentes del cine, del teatro, de la cultura, periodistas, sufren el rechazo de  [...]

Mi Agenda Secreta

María Eugenia Yagüe

María Eugenia Yagüe

Periodista y comentarista social
Este lunes, el Museo Thyssen-Bornemisza inauguró la exposición 'Bulgari y Roma', una extraordinaria muestra de fotografías con la  [...]

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook