lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Francisco Correa quiso huir de la justicia y refugiarse en Panamá (no tocar)

El principal imputado de la trama Gürtel cerró negociaciones con Carmen Hallax, diplomática y esposa de un ex ministro

LVL
martes, 16 de marzo de 2010, 19:30

Madrid.- El semanario 'Interviú' publica, en su edición del 8 de marzo de 2010, que la Audiencia Nacional ordenó registrar el despacho en Madrid del abogado Ramón Blanco Balín el 15 de julio de 2008. Nadie sabía en aquellas fechas que allí se guardaba documentación referente a las empresas de Francisco Correa. De hecho, la investigación nada tenía que ver con él. El tribunal buscaba pruebas de fraude fiscal referentes a otros tres clientes. Sin embargo, el principal imputado en el caso Gürtel se sintió amenazado y comenzó una huida que le llevó a escapar de España.

Como primera opción, Correa quiso emigrar a Panamá. Pero desaparecer no era suficiente. Llevaba diez años sin pagar a Hacienda y la coartada perfecta sería probar que llevaba años residiendo en aquel país centroamericano. Así, la Justicia española no podría acusarle. Para ultimar la operación, Correa entró en contacto con la diplomática Carmen Hallax, ex cónsul de Panamá en Mónaco y casada con Phillip Feigenblatt, ex ministro de Turismo del país. El matrimonio es representante diplomático del Mercosur, cuenta con excelentes relaciones en España y planeaba abrir en Madrid una sucursal de Air Panamá, línea en la que ambos ocupan puestos directivos. Hallax mantiene excelentes relaciones con la cúpula del PRD, que gobernó Panamá hasta el pasado verano, ha ocupado distintos cargos diplomáticos y fue la encargada, por ejemplo, de organizar la visita de Alberto de Mónaco al país caribeño en 2002, durante la presidencia de Mireya Moscoso. La última referencia de su marido en la prensa española le vincula directamente en 1989 con el régimen de Manuel Antonio Noriega.

Según han confirmado a esta revista fuentes cercanas a la operación, Correa y la diplomática panameña -a la que la red apodaba 'la Bruja'- se reunieron varias veces en Madrid para ultimar los papeles del empresario en Panamá. Los encuentros se produjeron en las oficinas de la calle Serrano y en una terraza del número 20 del paseo del Pintor Rosales de la capital. Los informes preliminares sobre el caso Gürtel incluidos en el sumario explican que Correa buscaba comprar a los miembros de un gobierno latinoamericano para conseguir una residencia con carácter retroactivo, una prueba de que llevaba varios años residiendo fuera de España.

Fue en agosto de 2008 cuando Francisco Correa y Pablo Crespo viajaron al principado de Mónaco para cerrar la operación, que se saldó con el envío de 300.000 dólares americanos a Panamá. Según el entorno de Correa, el dinero salió desde sendas cuentas en Miami y Mónaco. Fuentes cercanas a Carmen Hallax -imputada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y que todavía no ha sido llamada a declarar- mantienen que la labor de la diplomática fue únicamente la de “presentar” a Correa a otras personalidades panameñas y que no cobró absolutamente nada por ello.

Las intervenciones telefónicas del caso están plagadas de alusiones a la negociación entre Correa y 'la Bruja', sin citar ni una sola vez a Carmen Hallax. Y en muchas de ellas, el principal imputado de la trama Gürtel se muestra estafado por el hecho de haber pagado 300.000 dólares por un trabajo “que le han hecho mal”. En lugar de una residencia retroactiva, Correa se encontró con que le habían tramitado una residencia común, completamente legal y con fecha de agosto de 2008. Y eso no le servía.

El malestar del empresario español llegó a tal grado que el 23 de octubre de 2008, a las seis de la tarde, se reunió de nuevo con Carmen Hallax -según se refleja en el sumario- para pedirle explicaciones. “Es una hija de la gran puta. Ya le he dicho, oye, tu sabrás. Pide tú el dato que yo he pedido y en base a lo que te digan a ti ya volvemos a actuar. Si hay que irnos tú y yo juntos para allá, nos vamos para allá. Yo no voy a perder esto”, explicaba Correa tras su conversación con la diplomática.
Poco después, el empresario delata en otra conversación la explicación aportada por Hallax para el entuerto: alguien confundió los números del DNI de Correa y puso una H donde en realidad había un 11. Según las escuchas, la intermediaria pidió una semana de plazo para arreglar la situación. “Mira, lo que me han hecho ahí en el país donde he estado mes y pico no ha funcionado. Me lo han hecho mal. Estoy igual que hace tres meses. Con una putada y es que he pagado 300.000 dólares. Una estafa”, explica Correa a un constructor en otra conversación intervenida.

La confianza de Correa en las gestiones de Hallax era ya tan escasa tras tres meses de espera, que intentó confirmar por otra vía las gestiones encabezadas por la ex cónsul. Para ello, aportó los datos de la solicitud, fechada el 16 de agosto de 2008 y con número 20-30-50. No confiaba siquiera en que aquellos datos no fueran inventados.

El 11 de noviembre de 2008, tres meses antes de ser detenido, Correa recibe nuevas noticias de 'la Bruja': todo está solucionado, explica en una llamada telefónica intervenida. Como no se fía, planea un viaje a final de mes a Panamá para recuperar sus 300.000 dólares: “Ella dirá que ha tenido gastos, pero me tendrá que devolver el dinero, porque no ha hecho nada”, concluye.

Noticias relacionadas

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
Dice ser Aurelio Jose
miércoles, 01 de junio de 2011, 22:43
Panama no es un pais caribeño ignorantes helloooooooo

Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Ya era hora que en el Congreso se abordara un problema que con demasiada frecuencia se convierte en tragedia: el consumo de alcohol por parte de  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
Cuando aquí apenas se hacía, descubrí en Estados Unidos que la mayoría de pagos era con tarjeta de crédito.  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
No comprendo las reticencias e incluso criticas sobre la asistencia de don Juan Carlos a Cuba para existir a las exequias de Fidel Castro.

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook