domingo, 22 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

TAILANDIA-PROTESTAS

El Gobierno firme ante una marea de tailandeses que exige elecciones

Efe
lunes, 15 de marzo de 2010, 07:53
El Gobierno firme ante una marea de tailandeses que exige elecciones


El Gobierno firme ante una marea de tailandeses que exige elecciones El Gobierno firme ante una marea de tailandeses que exige elecciones

Bangkok.- El Gobierno de Tailandia rechazó hoy el ultimátum dado por decenas de miles de seguidores del depuesto primer ministro Thaksin Shinawatra, que tienen tomadas partes de Bangkok, para que disuelva el Parlamento y convoque elecciones.

El primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva, apareció en la televisión nacional flanqueado por sus ministros y socios de colación con una aparente actitud de tranquilidad.

"Los manifestantes han exigido que disuelva el Parlamento antes del mediodía (05.00 GMT) de hoy, pero los partidos de la coalición han acordado rechazar la exigencia", dijo el dirigente del Partido Demócrata, el segundo con mayor número de diputados.

"La celebración de elecciones tiene que tener lugar bajo reglas comunes y en medio de una calma real. Nosotros tenemos que escuchar las voces de los demás, no sólo las de los manifestantes", añadió Vejjajiva, un político joven y educado en Oxford que contrasta con los viejos dinosaurios de la política tailandesa.

El primer ministro grabó el mensaje en el cuartel general del 11 Regimiento de Infantería, donde había instalado el Gobierno entre fuertes medidas de seguridad,

"Nuestro objetivo es resolver los problemas del país, y por lo tanto afirmamos que no habrá disolución del Parlamento y el Gobierno seguirá trabajando en beneficio de la nación", concluyó Vejjajiva, quien insistió que su Ejecutivo "es legítimo" y descartó el uso de la fuerza con los manifestantes.

A continuación, subió a un helicóptero y sobrevoló los atascos formados por los "camisas rojas", quienes se desplazaron en una larga caravana hasta el cuartel militar para expresar su repulsa al Gobierno.

Los seguidores del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura formaron una marea humana de kilómetros que inundaba avenidas y las calles principales de la capital.

Vitoreados por grupos de espontáneos, gritaban consignas contra las autoridades cívicas y militares en medio de un ambiente festivo, con pitidos y música que salía de altavoces instalados en camiones.

El plazo del ultimátum venció al mediodía sin que el Gobierno cediese a los manifestantes.

En medio del tira y afloja del Gobierno con los seguidores de Shinawatra, dos soldados resultaron heridos hoy tras estallar varias granadas M79 en el campamento del Primer Batallón, del 1 Regimiento de Infantería.

Las autoridades no han indicado si este incidente perpetrado por unos desconocidos subidos a un vehículo está relacionado con la movilización antigubernamental.

Bajo un calor sofocante, miles de "camisas rojas" atiborraban varios kilómetros de la autovía que pasa por el 11 Regimiento de Infantería, fuertemente custodiado por los soldados y alambres de espino.

Para calmar a los manifestantes, los militares ofrecieron por sus altavoces música de jazz compuesta por el rey Bhumibol Adulyadej, que competía con el bullicio causado por las manoplas y los gritos en las protestas.

Los dirigentes del Frente Unido, que llegaron a amenazar con irrumpir en el cuartel que había acogido al primer ministro, ordenaron a sus seguidores retirarse de allí y reagruparse en la avenida Ratchadamnern, una arteria principal de Bangkok cercana al antiguo palacio real que les ha servido de campamento base desde el sábado.

A pesar del revés sufrido hoy, los seguidores de Shinawatra continúan con las protestas de manera pacífica y hasta con muestras de júbilo.

"No pueden pararnos, seguiremos hasta que el Gobierno y los jefes del Ejército escuchen al pueblo y reinstalen la democracia en Tailandia", aseguró un manifestante, profesor de Ingeniería en una universidad de la capital.

El ex primer ministro Shinawatra, depuesto mediante un golpe de Estado militar en 2006 por presuntas irregularidades, dirige a los "camisas rojas" desde el exilio.

Unos 50.000 soldados y policías continúan en alerta ante la posibilidad de que estalle la violencia, mientras las embajadas recomiendan a sus ciudadanos no acercarse a las manifestaciones.

Los cuerpos de seguridad se incautaron el domingo de unas 10.000 piezas para el montaje de lanzagranadas del tipo M-79 que descubrieron durante una inspección a una fábrica de la provincia de Samut Prakan, colindante con Bangkok.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook