viernes, 24 marzo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

BOLIVIA-URUGUAY

Mujica y Morales estrechan lazos en acuerdos sobre gas, puertos e integración

Efe
sábado, 13 de marzo de 2010, 18:27
Mujica y Morales estrechan lazos en acuerdos sobre gas, puertos e integración


Mujica y Morales estrechan lazos en acuerdos sobre gas, puertos e integración Mujica y Morales estrechan lazos en acuerdos sobre gas, puertos e integración

Cochabamba (Bolivia).- Los presidentes de Uruguay y Bolivia, José Mujica y Evo Morales, estrecharon hoy la relación de sus países con acuerdos sobre gas, el uso de puertos atlánticos y el impulso del mecanismo de integración Urupabol, que incluye a Paraguay.

Doce días después de ser investido como presidente de Uruguay, Mujica cursó su primera visita oficial a Bolivia, a donde llegó en la noche del viernes tras asistir en Chile a la toma de posesión de Sebastián Piñera.

En la ciudad central de Cochabamba, Mujica y Morales firmaron una declaración conjunta que recoge varios acuerdos, entre ellos, el inicio de exportaciones de gas boliviano a Uruguay y la celebración de una reunión de comisiones de ambos países para hacerlo viable.

El presidente uruguayo subrayó que el acceso al gas boliviano es "importantísimo" para su país "por el costo de la energía, que es determinante".

"Nuestro pequeño país de momento no tiene energía minera y esta es una limitante. A Bolivia le sobra por ahora. El problema vendrá luego, pero tenemos que entenderlo, tenemos que pedir ayuda a otros componentes de la 'patria grande' (en referencia a Latinoamérica) que nos dejen pasar el gas", sostuvo.

Bolivia además recibió de Uruguay su apoyo a la reivindicación de recuperar su litoral marítimo, perdido en una guerra contra Chile a finales del siglo XIX, mediante una solución "pacífica y justa" y también el ofrecimiento para usar, en el Atlántico, los puertos fluviales de Montevideo y Nueva Palmira.

Sobre este aspecto, los mandatarios se comprometieron a agilizar la infraestructura de la Hidrovía Paraguay-Paraná y su libre navegabilidad.

La integración regional fue otro de los asuntos tratados por Mujica y Morales, que coincidieron en su intención de reflotar el Urupabol (Uruguay, Paraguay y Bolivia) con la convocatoria de la segunda reunión de coordinadores de este mecanismo.

De forma genérica, el presidente uruguayo defendió la necesidad de unidad en América Latina y aseguró que su Gobierno estará siempre al lado de los pueblos con afán de progresar sin preguntar por signos ideológicos "porque los Gobiernos pasan y los pueblos quedan".

"Demasiadas desuniones hemos tenido en la historia de América Latina (como) para seguir sumando cosas que para lo único que sirven es para que estemos despedazados frente al mundo. Por eso tendremos relaciones con la ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas), con Colombia, con Chile, con cualquier país", dijo Mujica.

Aseguró que Uruguay llevará a todas partes "la bandera de la paz y el acercamiento" y que la "única separación es con los golpistas abiertos".

El encuentro de Cochabamba sirvió también para que, preguntados por la prensa, tanto Morales y Mujica por primera vez se pronunciaran sobre la muerte por huelga de hambre del disidente cubano Orlando Zapata y las críticas internacionales que ha recibido el Gobierno de La Habana por este asunto.

El presidente uruguayo confió en que el pueblo cubano junto a su Gobierno encontrará los caminos para lograr el respeto de la comunidad internacional manteniendo su independencia y soberanía, si bien arremetió contra el "mundo rico" que se arroga el derecho de juzgar e imponer a los demás sin asumir responsabilidades propias.

Más duro, Evo Morales se alineó con el Gobierno de La Habana al calificar el asunto como un "problema interno" y criticar el "escándalo internacional" que generó la muerte de Zapata mientras que, reprochó, nadie pregunta por los muertos que ocasiona el capitalismo o el intervencionismo militar de Estados Unidos.

También declaró que, según la información que le ha brindado la embajada de Cuba en Bolivia, Zapata Tamayo era un "delincuente".

Por lo demás, la primera visita oficial del presidente José "Pepe" Mujica a Bolivia estuvo marcada por la cordialidad y las expresiones de admiración de Morales hacia su figura.

El presidente boliviano, que en tono cariñoso llegó a llamarle "abuelo", aseguró que el ejemplo de Mujica no se olvidará nunca porque las nuevas generaciones necesitan de "grandes luchadores" como él.

Morales calificó la visita de su colega uruguayo como el "encuentro de dos generaciones, de luchas", que comparten los mismos principios de "integración, igualdad y dignidad de los pueblos de América Latina".

El presidente de Uruguay y su comitiva abandonarán Bolivia a primera hora del domingo rumbo a Montevideo.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook