jueves, 23 marzo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

EEUU-HOMOSEXUALES

La capital de Estados Unidos celebra sus primeras bodas entre homosexuales

Efe
miércoles, 10 de marzo de 2010, 02:28
La capital de Estados Unidos celebra sus primeras bodas entre homosexuales


La capital de Estados Unidos celebra sus primeras bodas entre homosexuales La capital de Estados Unidos celebra sus primeras bodas entre homosexuales

Washington.- La capital de Estados Unidos celebró hoy los primeros matrimonios del mismo sexo, con lo que se convierte en la sexta jurisdicción del país en legalizar el "sí quiero" entre homosexuales.

En la misma iglesia donde el alcalde de Washington, Adrian Fenty, firmó en diciembre la ley para autorizar los matrimonios homosexuales, Rick Imirowicz y Terrance Heath fueron los primeros en intercambiar esta tarde sus votos y prometerse matrimonio.

Como ellos, alrededor de una decena de parejas acudieron a primera hora de la mañana al Tribunal del Distrito de Columbia para casarse, una semana después de que más de doscientas personas se dirigieran a ese lugar para solicitar sus licencias de esponsales.

Tras los tres días laborales de espera que exige la ley, las fiestas empezaron en la ciudad. Por la mañana, el alcalde felicitó personalmente a las tres primeras parejas en casarse en una ceremonia conjunta en la sede de la organización Human Rights.

"Éste es un paso adelante para la igualdad y para nuestra ciudad que siempre ha sido una abanderada en el trato igualitario y justo de las personas", aseguró en declaraciones recogidas por la cadena de televisión CNN.

Por la tarde, Imirowicz y Heath, de 43 y 41 años, católico y budista, blanco y afroamericano, respectivamente, cumplieron su promesa tras diez años juntos en la iglesia Unitarista de Todas las Almas, que acoge bajo un mismo techo diferentes religiones.

La ceremonia fue sobria y corta, con un solo ramo de flores sobre una mesa y sin música, pero con las risas de sus hijos de dos y siete años y los flashes de periodistas de varios países que presenciaban el momento.

"Hemos esperado durante mucho tiempo y éste es un regalo maravilloso. Es sentir que tenemos una familia completa, protegida, y que podemos celebrar nuestro compromiso y amor mutuo", expresó a Efe Imirowicz tras la boda.

Para muchos, solo era una cuestión de tiempo el que una de las ciudades con más proporción de parejas homosexuales convivientes del país consiguiera aprobar la legalización, pero la batalla se remonta a tres décadas atrás.

Ahora, Washington DC se unió a los estados de Connecticut, Iowa, Massachusetts, New Hampshire y Vermont en el reconocimiento de las uniones homosexuales.

Las leyes del Distrito de Columbia están sometidas a la aprobación del Congreso y el miedo al rechazo se basaba en una década de obstáculos.

Entre ellos, está el bloqueo a la financiación a la legislación de uniones domésticas que fue aprobada en 1992, pero que tuvo que esperar hasta 2002 para hacerse efectiva.

El pastor Robert Hardies, quien ofició la ceremonia y ha defendido desde hace diez años en el púlpito el derecho a casarse de las parejas del mismo sexo, aseguró a Efe que es "un honor" participar en un "momento histórico".

"Estoy muy emocionado. Los teléfonos no han parado de sonar de parejas que quieren casarse desde dentro del estado y de fuera, algunos feligreses nuestros, otros que no lo son. Estaremos muy ocupados en las próximas semanas y meses", explicó.

El significado de bodas como las de hoy es, en opinión de Hardies, "un mensaje al resto del país de que el amor es más fuerte que el miedo y deberíamos apoyar y proteger todas las formas de amor".

Los oponentes al matrimonio homosexual intentaron organizar un referéndum entre los votantes de la ciudad, que fue bloqueado por el consejo de elecciones y el Tribunal Superior del Distrito de Columbia.

Sin embargo, un movimiento sigue intentando que la pregunta se incluya en la papeleta mediante un procedimiento especial.

Para Heath, su "única" respuesta a esta oposición es que solo espera que llegue el día en que sus hijos "puedan crecer y preguntarse cuál era el problema" que se vivía en la época de sus padres.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook