martes, 30 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

AÑO CHOPIN

La emoción de Chopin llega al Auditorio Nacional de la mano de la Iuventus

Efe
sábado, 06 de marzo de 2010, 13:16
La emoción de Chopin llega al Auditorio Nacional de la mano de la Iuventus


La emoción de Chopin llega al Auditorio Nacional de la mano de la Iuventus La emoción de Chopin llega al Auditorio Nacional de la mano de la Iuventus

Madrid.- La emoción trascendente de la música de Chopin ha llegado al Auditorio Nacional, que ha puesto "la guinda" de su homenaje al compositor polaco en el bicentenario de su nacimiento con un concierto protagonizado por la Sinfonia Iuventus y una exposición que recuerda la devoción que le tuvo Falla.

El director artístico del Auditorio Nacional, José Manuel López, explica a Efe que la idea del concierto nació a partir de una reunión en Varsovia con el comité organizador del Año Chopin, que preside Waldemar Dabrowski, que ha inaugurado hoy en Madrid la exposición en el Auditorio y un busto del músico polaco.

Su propósito, dice López, era hacer un concierto que uniera Polonia y España, a compositores de distintas épocas y que lo protagonizara una joven orquesta para integrarlo en el ciclo que dedica a ellas el Auditorio.

Por eso, la elegida ha sido la Joven Orquesta Nacional de Polonia, la Sinfonia Iuventus, dirigida por Tadeusz Wojciechowsk, que ha interpretado el concierto para clave y orquesta de Manuel de Falla, y el concierto número 2 de Chopin, y, en la segunda parte, el concierto para orquesta de Witold Lutoslawski y "Trama" de Joan Guinjoan.

"Dos países, dos generaciones, dos formas de entender la música unidas por una orquesta fantástica y deslumbrante", ha resumido López, a quien Chopin le parece "un compositor eterno, como Beethoven porque es capaz de traspasar las piedras y emocionar a cualquiera".

"Es maravilloso, de una emoción y poesía deslumbrante y de una técnica compositiva sensacional. La clave de que haya llegado a este siglo 'tan fresco' es su técnica impecable y la emoción que le impregna", añade.

La gerente del Archivo Manuel de Falla y coordinadora de la exposición, Elena García de Paredes, ha señalado en declaraciones a Efe que el músico tenía un magnetismo especial y "todo el mundo caía rendido a sus pies, hombres y mujeres".

Uno de ellos fue Manuel de Falla, en cuya trayectoria es patente la herencia chopiniana, desde el Nocturno para piano de 1896 hasta su estancia en Palma de Mallorca, donde compone en 1933 la Balada de Mallorca inspirada en la Balada número 2 de Chopin, sin olvidar la ópera cómica incompleta "Fuego fatuo".

Con más de 300 documentos y objetos originales procedentes del Archivo Manuel de Falla, "Falla Chopin. La música más pura" está estructurada sobre un guión original de Luis Gago que ya se pudo ver en 1999 en Granada y que ahora se recupera con la colaboración del Ayuntamiento de esa ciudad y del Instituto Polaco de Cultura.

Waldemar Dabrowski considera que no hay otro compositor en cuya memoria más sociedades han sido fundadas, con una influencia cultural desde la mitad del siglo XIX que él califica de "fenómeno".

"Hablamos de música, pero también de la literatura, de artes visuales, de alta cultura y de cultura popular. Hay quienes lo llaman el Elvis de su tiempo", ha recordado.

Dabrowski subraya que quieren que el bicentenario sea también una gran excusa para visitar Polonia porque, subraya, "en muchas regiones Chopin es la principal atracción"

Nacido el 22 de febrero ó 1 de marzo, dependiendo de las fuentes, en Zelazowa Wola, el compositor vivió la mayor parte de su vida adulta en Francia, pero ya era muy reconocido como un gran talento pianístico en la época en la que dejó Polonia, en 1830, un país al que nunca volvió.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook