sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

ÓSCAR

Los nervios y la incertidumbre marcan la víspera de los Óscar más hispanoamericanos

Efe
sábado, 06 de marzo de 2010, 04:59
Los nervios y la incertidumbre marcan la víspera de los Óscar más hispanoamericanos


Los nervios y la incertidumbre marcan la víspera de los Óscar más hispanoamericanos Los nervios y la incertidumbre marcan la víspera de los Óscar más hispanoamericanos

Los Ángeles (EE.UU.).- Los nervios y la incertidumbre han comenzado a hacer mella en los candidatos latinos y españoles a unos Óscar con marcado sabor hispanoamericano, según confesaron hoy los equipos de tres producciones nominadas a la gala del domingo.

Aunque sin vitola de favoritos, "El secreto de sus ojos" y "La teta asustada", las producciones hispano-argentina e hispano-peruana que compiten por el Óscar de Mejor película en habla no inglesa ven con ilusión y prudencia estos premios donde esperan dar la sorpresa, igual que el cortometraje animado español "La dama y la muerte".

"No podemos, ni debemos brindar por el Óscar. Vamos a ir con el 'no' por anticipado. Haber llegado hasta aquí es suficiente, el trabajo que hemos realizado ha sido muy efectivo", dijo el actor Antonio Banderas, productor del corto, en una rueda de prensa celebrada hoy en el hotel Mondrian de Los Ángeles.

"Vamos a ir a disfrutar y si alguien le pone novio a la tarta, mejor", añadió el conocido intérprete.

En la misma línea se manifestó la peruana Claudia Llosa, directora de "La teta asustada", para quien "la emoción es inexplicable".

"Ya estamos celebrando. Estar aquí es lo importante, para Perú, para España. Para nosotros es muy importante porque es la primera nominación peruana", comentó Llosa, acompañada por su musa Magaly Solier, quien se animó a cantar para los periodistas uno de los temas del filme.

Por su parte, el cineasta argentino Juan José Campanella, que se enfrenta a su segunda tentativa al Óscar con "El secreto de sus ojos" después de "El hijo de la novia" (2001), manifestó estar "tan nervioso como la primera vez" y comparó las sensaciones de disputar la estatuilla con lo que se siente en un enamoramiento.

Campanella insistió en que todo puede ocurrir la noche del domingo 7 de marzo, aunque restó importancia a las opiniones que anuncian una victoria de su filme por delante de las previsibles ganadoras "The White Ribbon" (Alemania) o "A Prophet" (Francia).

"No manejo la internet", comentó antes de indicar que "es un año imposible de predecir".

"Las cinco películas tienen muchos adeptos, puede pasar cualquier cosa. Los vaticinios que se hacen en internet son basados en cómo anduvieron en otros lugares (festivales) y hechos por gente que no vio todas las películas y muchas veces no tiene que ver con la realidad de los votantes", añadió Campanella.

Los cineastas suramericanos coincidieron en valorar como muy importante la presencia de dos títulos latinoamericanos en la disputa por el título de mejor película extranjera.

"Es interesante ver si son los albores de un tiempo nuevo o si es una casualidad. Obviamente se ve como una apertura. Estaría bueno ir cimentando esa corriente de público", dijo Campanella.

"Creo que todos acá estamos muy contentos de compartir nominación con otra película latinoamericana, porque nos une y porque las dos son co-producidas por España", declaró Llosa.

No obstante, el director argentino señaló que aún queda mucho por hacer para consolidar el cine de esa región del mundo.

"Hay mucha gente que va a ver una película porque es francesa, pero no conozco a nadie que vaya a ver una película porque es suramericana", explico Campanella.

Al margen de Antonio Banderas, tanto para Llosa como para Campanella, que estuvo ausente en la ceremonia cuando nominaron a "El hijo de la novia", será la primera vez que se pasearán por la alfombra roja a la entrada del teatro Kodak, una experiencia primeriza también para el realizador del corto, Javier Recio.

"No me da tiempo a asimilar lo que está pasando, de aquí en adelante creo que me voy a poner muy nervioso y cruzar la alfombra roja con este muchacho (en referencia a Banderas) y con la Melanie (Griffith), es increíble para mí", confesó Recio.

Antonio Banderas recordó que, a pesar de su papel de productor, en caso de éxito no subirá a recoger la estatuilla para no centrar la atención.

"Me corresponde lo que me corresponde. Para mí es un éxito relativo, si hay alguien en todo el grupo que tiene que ponerse la medalla es Javier Recio, que lo creó, lo inventó", alegó.

La 82 edición de los Óscar tendrá lugar en el teatro Kodak de Los Ángeles este domingo a partir de las 17.00 hora local (01.00 GMT).

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook