miércoles, 07 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

ÓSCAR

Juan José Campanella, realista ante el Óscar, con nervios y "esperanza"

Efe
viernes, 05 de marzo de 2010, 01:36
Juan José Campanella, realista ante el Óscar, con nervios y


Juan José Campanella, realista ante el Óscar, con nervios y "esperanza" Juan José Campanella, realista ante el Óscar, con nervios y "esperanza"

Los Ángeles (EE.UU.).- Juan José Campanella no lanza las campanas al vuelo y sabe que su película, "El secreto de sus ojos", tiene las mismas posibilidades de ganar el Óscar que el resto de competidoras en la categoría de mejor película extranjera. Pero hay espacio para soñar: "Tengo esperanza", dijo ayer a Efe.

El cineasta argentino, de 49 años, afronta tranquilo y campechano una serie de encuentros con diversos medios españoles, acompañado por su esposa y una amiga en el muelle de Manhattan Beach (California). De hecho, sólo le preocupa poder cambiar de sitio su vehículo antes de que expire el tiempo del parquímetro.

Faltan cuatro días para la 82 edición de los Óscar y para él comienza una cuenta atrás dedicado por completo a "El secreto de sus ojos".

"Están empezando a crecer los nervios", dijo a Efe. "Hasta ahora los estaba controlando bien porque en los últimos tres meses he estado trabajando mucho en televisión, pero ahora estoy metido por completo en esto", añadió.

El bonaerense quiere dedicar estos días a conocer al resto de directores candidatos en su categoría (compite con "La cinta blanca", de Michael Haneke; "Un profeta", de Jacques Audiard; "La teta asustada", de Claudia Llosa, y la israelí "Ajami", de Scandar Copti y Yaron Shani) y disfrutar del momento.

"Va a ser imposible no pensar en ello estos días", admitió el realizador. "No tengo ni idea de qué va a pasar ni tengo sensaciones especiales. Pero tengo esperanza. He decidido la posición matemática de que tenemos una posibilidad entre cinco, así que tengo un 80 por ciento de posibilidades en contra", agregó.

A Campanella no se le ve especialmente estresado. Ya ha vivido esto anteriormente, cuando "El hijo de la novia" (2001) estuvo en esta misma situación y sabe que los Óscar pueden ser "una fiesta muy entretenida", y así piensa tomárselo.

"Nuestro trabajo tiene exposición pública y tenemos que aprender a lidiar con un nivel de angustia y maltrato", explicó. "No hay nada que atraiga el maltrato como el que te vaya bien. A veces me dan ganas de largarme, pero es un pequeño precio a pagar por las satisfacciones y el cariño que se recoge", apuntó.

El cineasta se refiere a toda la angustia y la presión que soporta estos días, pero zanja el problema de inmediato: "Si la opción para dormir tranquilo es no estar acá, en esta situación, prefiero esto".

Según comenta risueño y por los comentarios que recibe desde su país, en Argentina se están siguiendo las posibilidades del Óscar "con un entusiasmo muy grande", incluso mayor al que hubo con "El hijo de la novia", pero Campanella trata de poner "paños fríos" porque, asegura, si pierde, "hay que deprimirse".

"La historia oficial" se convirtió en 1986 en el primer y único título argentino que ha logrado el Óscar en lengua no inglesa.

El director habló también sobre "Avatar", candidata a nueve premios de la Academia de Hollywood, y sobre James Cameron, "el mejor director de acción que existe".

"Es un gran entretenimiento y hace que el cine evolucione en cuanto a su técnica y artesanía, pero no tiene nada de revolucionario", declaró.

Campanella afirmó que el sonido en el celuloide hizo que los guiones, la dirección y la forma de narrar se transformase, pero no cree que el 3D, aunque le guste "mucho", suponga tal revolución.

"'Avatar' está filmada con maestría, pero la cámara está puesta exactamente en los mismos lugares que si hubiese sido filmada en 2D", argumentó. "Respeto que no haya lanzado cuchillos a la audiencia y cosa así. Cameron permitió que uno pudiera meterse en ese mundo, no que ese mundo se metiera en el mío", apostilló.

El cineasta ha desempañado labores de dirección en los últimos años en series como "30 Rock", "Law & Order" y "House", y aunque esa experiencia no le ha hecho "cambiar la manera de filmar un largometraje", sí le ha aportado el gusto del "trabajo constante con grandes actores".

Pero antes de retomar esas labores, es tiempo de degustar los preparativos del Óscar, y de planificar lo que vendrá después.

"Si ganamos estamos pensando qué hacer con el nene, a ver si conseguimos una niñera que se quede hasta tarde o si nos tendremos que volver pronto", concluyó entre risas.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook