domingo, 22 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

EEUU-ARTE

La "Visión de España" de Sorolla estrena disposición en su retorno a Nueva York

Efe
miércoles, 03 de marzo de 2010, 20:38
La


La "Visión de España" de Sorolla estrena disposición en su retorno a Nueva York La "Visión de España" de Sorolla estrena disposición en su retorno a Nueva York

Nueva York.- "Visión de España", el gigantesco mural formado por catorce lienzos y considerado la obra cumbre del español Joaquín Sorolla (1863-1923), estrenará nueva disposición cuando en mayo abra al público en su regreso a la Hispanic Society de Nueva York.

Las obras, creadas por Sorolla para esa entidad cultural y que salieron de Nueva York por primera vez en 2007 para recorrer España con una muestra vista hasta el pasado enero por dos millones de personas, se cuelgan estos días en la misma sala que las acogió por ochenta años pero a menor altura de como en su día estuvieron instaladas.

"Tras retirar los cuadros de las paredes por primera vez y gracias a la exposición en España, nos dimos cuenta de que las obras debían estar lo más próximas al suelo posible y no en una posición tan elevada como la que presentaron aquí durante décadas", explicó a Efe el director ejecutivo de la Hispanic Society, Mitchell Codding.

Codding, que supervisa esta semana el trabajo de recolocación de las preciados paneles que conforman "Visión de España" en una renovada Sala Sorolla de la Hispanic Society de Manhattan, explicó así que, cuando los neoyorquinos puedan ver de nuevo el mural, éste estará a 1,25 metros del suelo y no a dos metros, como antes.

"El impacto es así tremendo para el espectador, porque es como entrar directamente en las escenas de Sorolla", añadió Codding, quien destacó asimismo que, con la nueva disposición del mural, se pueden apreciar mejor "las pinceladas de una maestría increíble" que dio el pintor para reflejar su visión de los pueblos de España.

El pintor valenciano creó el mural, cuyos paneles ocupan más de 200 metros cuadrados, entre 1911 y 1919 a petición del hispanista Archer Huntington para decorar una de las salas de la Hispanic Society con estampas que reprodujeran las gentes, los paisajes y las costumbres de las regiones españolas más características.

El resultado, catorce enormes paneles de tres metros y medio de altura dedicados a lugares como Andalucía, Aragón, Castilla, Cataluña o el País Vasco, nunca se había visto en España hasta que tres años atrás la Fundación Bancaja subvencionó su restauración y su visita a Valencia, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Málaga y Madrid.

Tras el cierre de una muestra que Codding tilda de "éxito a gran escala" al ser la exposición más visitada de la historia de España, los paneles tuvieron que enrollarse de nuevo y enviarse a Nueva York en febrero, momento desde el que se trabaja para que estén listos para la reapertura de la Sala Sorolla el próximo 7 de mayo.

"Estamos asombrados de la condición tan espléndida que presentan los cuadros. La técnica que utilizó Sorolla es una maravilla, ya que consiguió una capa pictórica flexible y robusta que ha permitido que los lienzos no sufran con estos traslados", explicó a Efe el conservador jefe de la Hispanic Society of America, Marcus Burke.

El experto reconoció que la marcha de "Visión de España" encarnaba ciertos riesgos que, gracias a la restauración a que se sometieron los paneles y a su técnica original, desaparecieron y ahora se colocan de nuevo con normalidad en su hogar neoyorquino gracias al trabajo diario de un equipo de siete personas.

"Estamos desenrollando y midiendo los paneles y la sala, y ya hemos empezado a colgar los lienzos. Lo último será la colocación de unos marcos nuevos, que serán como máscaras, simplemente limitando los cuadros en un ejercicio similar al que hacen los fotógrafos cuando cuadran sus fotografías", dijo Burke.

Esta semana los esfuerzos de los expertos se han centrado así en tensar los lienzos, una tarea dirigida por el director de restauración de Bancaja, Vicente Ripollés, quien dirigió la partida de las obras de Manhattan y quien también las ha seguido por España.

"Para montar los cuadros en los bastidores y no dañar la tela original, utilizamos una cinta de algodón que cosemos con grapas inoxidables, algo que favorecerá en un futuro las posibles tareas que se podrían ejecutar para volver a desmontar los paneles", aseguró a Efe el experto.

Por el momento, los responsables de la Hispanic Society of America, que han renovado completamente la Sala Sorolla con un proyecto dirigido por el arquitecto de origen cubano Berdell Buckley, tienen claro que el futuro del mural de Sorolla pasa por quedarse en Nueva York.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook