lunes, 23 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

TPIY-KARADZIC

Karadzic basa su defensa en cuestionar el "mito" de la matanza de Srebrenica

Efe
martes, 02 de marzo de 2010, 12:41
Karadzic basa su defensa en cuestionar el


Karadzic basa su defensa en cuestionar el "mito" de la matanza de Srebrenica Karadzic basa su defensa en cuestionar el "mito" de la matanza de Srebrenica

La Haya.- El ex líder serbobosnio Radovan Karadzic ha pedido hoy ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), que le juzga por genocidio y crímenes contra la humanidad, que se investigue la verdad de lo que ocurrió en Srebrenica en 1995, una matanza de musulmanes bosnios que la comunidad internacional convirtió, según él, en un "mito".

Karadzic ha pedido que el TPIY se cerciore de si realmente los casi 8.000 enterrados en Srebrenica fueron realmente víctimas de los serbios: "No por mi defensa", ha manifestado, "sino por el bien de la historia".

El acusado ha sugerido incluso que se lleven a cabo "comprobaciones de ADN".

Según Karadzic, las cifras de hasta 10.000 muertos son inverosímiles pues "en los cuatro años de conflicto, en Srebrenica y alrededores no hubo más de 3.000 víctimas".

Ha afirmado que, si se investiga propiamente lo que ocurrió, tendría que aplicársele a él el principio de presunción de inocencia ('in dubio pro reo') por falta de pruebas, y es que, si no, "la justicia internacional no tendrá credibilidad".

El acusado también ha apuntado que las "mentiras" sobre Srebrenica, que han convertido el lugar en un sitio de peregrinación musulmán, están haciendo mucho daño a la comunidad serbia y que destacar en la acusación que junto a varones se asesinó a "jóvenes" es un intento "de llamar a las emociones de todos los que son ignorantes de lo que allí pasó".

Según Karadzic, los bosnios musulmanes y los croatas "mataron a muchas más mujeres y niños" que el bando serbio.

El ex líder del Partido Serbio Democrático (SDS), que ha conseguido que la cámara de apelaciones le dé más tiempo antes de proseguir el juicio con las comparecencias de los testigos, ha pedido que se reduzcan sus cargos y los de los generales que bajo su mando también se enfrentarán al TPIY una vez se lleve a cabo una investigación en profundidad.

Karadzic ha defendido que los combatientes bosnios musulmanes luchaban vestidos de paisanos y que, por tanto, todos los supuestos asesinatos de civiles deben volver a contarse.

También ha pedido que dejen de considerarse deportaciones los traslados de población civil musulmana residente en territorio serbio hacia regiones bosnias de su mismo credo.

Aquellos traslados fueron llevados a cabo, según él, para evitar víctimas inocentes, cuando la batalla se recrudecía, "por su seguridad" y "para evitar revanchas y por tanto más muertes".

El ex líder serbobosnio Radovan Karadzic había iniciado su segundo día de alegaciones denunciando ante el TPIY lo que ha llamado el "extremismo islámico" del partido musulmán SDA.

Según Karadzic, Alija Izetbegovic, líder del SDA y presidente bosnio, formó un consejo secreto de defensa de los musulmanes durante la primera campaña por la independencia de Bosnia Herzegovina en enero de 1991.

El acusado ha apuntado que Izetbegovic quería a toda costa la intervención internacional y que, para ello, no dudó en "asesinar a bosnios musulmanes" para luego culpar al bando serbio y conseguir la empatía de la OTAN y los países de Occidente.

El acusado también ha negado que en diciembre de 1991 se reuniera en un hotel con líderes municipales de los territorios serbios para darles instrucciones de crear órganos de poder paralelo que actuasen como los cuerpos primarios para más tarde expulsar a croatas y bosnios musulmanes y hacerse con su territorio, y se ha mostrado seguro de que "no existen pruebas" de tales directrices.

Karadzic ha dedicado gran parte de su alocución a mostrar mediante mapas cuál era la situación en Sarajevo durante el conflicto y ha apuntado que "no hubo ataques indiscriminados" por su parte y que los bosnios musulmanes y los croatas "tenían tres veces más efectivos que nosotros".

Karadzic, que se enfrenta a los cargos de genocidio y crímenes contra la humanidad, compareció ayer finalmente ante el TPIY después de provocar varios retrasos, e inició su alegato con las afirmaciones de que no es "un monstruo" y que su causa era "justa y sagrada".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook