sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

China decreta el toque de queda en Urumqui para frenar la violencia entre hanes y uigures

Las etnias se enfrentan en las calles con palos y piedras

LVL / Efe
martes, 07 de julio de 2009, 13:01
China decreta el toque de queda en Urumqui para frenar la violencia entre hanes y uigures

La ley del lynch
La policía trata de sofocar la revuelta China decreta el toque de queda en Urumqui para frenar la violencia entre hanes y uigures

Urumqi (China).- La ciudad de Urumqi, en el noroeste de China y escenario de tres días de violencia entre chinos de la etnia mayoritaria han y la minoría musulmana uigur ha declarado el toque de queda, en un intento de frenar la escalada de violencia.

El secretario del Partido Comunista de China (PCCh) en la región de Xinjiang, Wang Lequan, informó en un discurso televisado de la medida, que prohibirá a los ciudadanos salir a la calle desde las 21 horas hasta las 8 de la mañana, "para evitar un aumento del caos".

La tensión ha ido aumentando en las calles de Urumqi, donde numerosos grupos de chinos de etnia han, armados con palos y otros objetos contundentes, marchan por varias partes de la ciudad pidiendo venganza y amenazando con linchar a los uigures musulmanes.

En las inmediaciones del Hotel Hoitak, donde se alojan los periodistas que cubren el conflicto étnico, unos 1.500 han, con palas y barras de hierro, se concentraron para cantar el himno nacional chino en marchas revolucionarias, con el objetivo, según testigos, de "linchar a uigures".

Varios testigos aseguran que los uigures están atacando bancos en diversos barrios de la ciudad, por lo que en las entidades del centro de Urumqi puede verse a los empleados en la entrada, también pertrechados con palos, dispuestos a "defender" el negocio.

La situación en la ciudad es cada vez más tensa, impera la ley marcial y chinos han y uigures protagonizan numerosos enfrentamientos.

Algunos habitantes de la ciudad dicen haber visto muertos y heridos también hoy martes, dos días después de las protestas que acabaron con 156 muertos y más de un millar de heridos.

La policía no está interviniendo en las concentraciones de grupos han y permite que lleven a cabo marchas y protestas, donde se acusa a los uigures de ser "salvajes y crueles".

El conflicto étnico entre chinos y uigures comenzó el 26 de junio, cuando trabajadores de ambas nacionalidades se enfrentaron en una fábrica de juguetes del sur de China, al extenderse el rumor de que seis uigures habían violado a dos niñas chinas.

En esos enfrentamientos fallecieron dos personas y 118 resultaron heridas, mientras que la policía informó hoy de la detención de 15 responsables de la difusión de rumores y los ataques violentos.

A raíz del suceso, entre 1.000 y 3.000 uigures se concentraron en Urumqi para pedir una investigación de los hechos y castigos para los culpables del ataque, una protesta que se inició de forma pacífica pero degeneró en enfrentamientos violentos entre policía y manifestantes, los peores desde las protestas de 1989 en Tiananmen.

UIGURES CONTRA LA POLICÍA

Una nueva protesta de uigures, que se enfrentaron violentamente con la policía china, ha estallado en la ciudad de Urumqi, capital de la región autónoma de Xinjiang (noroeste), dos días después de los sangrientos incidentes que causaron 156 muertos y más de mil heridos.

El grupo de 300 manifestantes, muchos de ellos mujeres, rodeó a unos 60 periodistas extranjeros autorizados por Pekín a viajar a la zona a cubrir las protestas, gritando eslóganes y "creando un caos", aseguró un portavoz del gobierno regional.

Otras mil personas presenciaban la escena, según las informaciones.

La protesta se produjo en un barrio de población mayoritariamente uigur donde el Gobierno regional había preparado un encuentro entre habitantes locales y periodistas. 

Según la agencia oficial Xinhua, todo comenzó cuando una mujer uigur se acercó con su hijo al grupo de reporteros, llorando e implorando la libertad de su marido, al parecer detenido tras las protestas del domingo.

Otros uigures se sumaron a la protesta y la policía intervino, añadió la información de Xinhua.

En las cercanías del aeropuerto, se pueden ver signos de violencia, como coches destrozados, y según vecinos de la zona, anoche hubo allí y en otros lugares de las afueras de la ciudad nuevos episodios de tensión entre uigures y policía.

"La cifra de muertos es muy superior a la que dicen", señaló un taxista en el camino del aeropuerto a la ciudad.

EL GOBIERNO ANUNCIA DUROS CASTIGOS

Por su parte, el gobierno comunista de la región ha calificado los violentos disturbios de los últimos días como "los peores desde la fundación de la Nueva China, en 1949" y advirtió de que habrá "duros castigos" para sus responsables.

El jefe del gobernante Partido Comunista de China en la ciudad de Urumqi, Li Zhi, acusó a los promotores de las revueltas, de etnia musulmana uigur, de "dañar los intereses fundamentales de los grupos étnicos chinos".

Li aseguró que los detenidos -1.434 según las cifras oficiales, entre ellos 55 mujeres- están acusados de agresiones, homicidios, destrucciones materiales y saqueos, aunque estimó la posibilidad de que algunos de ellos sean puestos en libertad próximamente si se demuestra su inocencia.

Noticias relacionadas

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
Dice ser roberto
jueves, 09 de julio de 2009, 18:45
Los chinos han enviado en los últimos años a 15 millones de la etnia han para acabar con el pueblo uygur en su territorio tradicional.

Ahora unos chinos recién llegados envalentonados por su gobierno se creen con todos los derechos.

Esta historia es la misma que aquí.
Un estado étnico castellano, que no lo reconoce oficialmente, haciéndose llamar español, quiere acabar con los pueblos no castellanos que hay en España, tampoco reconocidos jurídicamente, negándoles su derecho a poder desarrollarse en plenitud dentro de un territorio administrado por ellos, a tener su lengua, a desarrollar su cultura, su economía, etc. en definitiva EXISTIR.
Pero aquí como se trata de cubrir las apariencias se han montado el tinglado automómico para disimular.

Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Hay que reconocer a la Gestora que encabeza Javier Fernández estar actuando con cautela y prudencia. Y no es tarea fácil a la que se  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
Salvo Hacienda, nadie ignoraba que los cuantiosos ingresos de las estrellas del fútbol se evaporaban en paraísos fiscales. Ahora, por  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
En las cancillerías europeas más de uno ha suspirado con alivio ante el resultado de las elecciones presidenciales austriacas. Y no es  [...]

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook