miércoles, 25 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

ARGENTINA-CONGRESO

Argentina deroga el decreto sobre un polémico fondo antes de ser examinado por el Parlamento

Efe
lunes, 01 de marzo de 2010, 16:50
Argentina deroga el decreto sobre un polémico fondo antes de ser examinado por el Parlamento


Argentina deroga el decreto sobre un polémico fondo antes de ser examinado por el Parlamento Argentina deroga el decreto sobre un polémico fondo antes de ser examinado por el Parlamento

Buenos Aires.- El Gobierno argentino derogó hoy el decreto que creó un polémico fondo para pagar deudas soberanas con reservas del Banco Central, en momentos en que el Congreso, donde el oficialismo perdió su hegemonía, se proponía discutir la validez de la medida que desató una crisis institucional.

La presidenta Cristina Fernández anunció, de todas formas, que firmó dos decretos para pagar deudas que tienen vencimiento en 2010 y que creó una comisión bicameral para que controle cada uno de los pagos que se realiza con reservas la entidad emisora.

"La judicialización alcanzada había desnaturalizado facultades que son propias del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo", sostuvo la mandataria al inaugurar el curso legislativo de este año en el Parlamento, que por primera vez desde 2003 no contará con mayoría oficialista.

Fernández derogó así el decreto presidencial de diciembre pasado que había creado el denominado Fondo del Bicentenario con 6.569 millones de dólares del Banco Central, para pagar deudas soberanas con organismos internacionales y acreedores privados que vencen este año.

"He firmado otro decreto simple (...) que permite pagar a los organismos multilaterales de crédito, con lo cual no se requiere ninguna otra medida más que un decreto del Ejecutivo", anunció Fernández.

Agregó que rubricó un decreto adicional, "con discriminación absoluta de lo que se va a pagar" y por el que se afectan 4.382 millones de dólares de las reservas y que crea una comisión parlamentaria bicameral que controlará la concreción de estos pagos.

Horas después, el directorio del Banco Central aprobó la transferencia de fondos y creó dos cuentas a nombre del Tesoro a las que giró 2.187 millones de dólares que se destinarán a cancelar pasivos con organismos multilaterales de crédito y otros 4.382 millones de dólares que se utilizarán para pagar deudas con acreedores privados.

Parlamentarios de la oposición habían recurrido a la Justicia en contra de ese decreto presidencial y pretendían discutir su validez el próximo miércoles en el Congreso, donde el oficialismo ha perdido la mayoría absoluta tras los comicios legislativos de junio pasado.

El líder de la opositora Proyecto Sur, el diputado Pino Solanas, consideró que "ante la derrota aplastante que iban a sufrir el miércoles, (el Gobierno) tomó la vía de anular el DNU (decreto de necesidad y urgencia) y por decreto van a seguir pagando deudas".

A tono, el diputado del peronismo disidente Felipe Solá se mostró "alegre" por "ganar la batalla del DNU", aunque anticipó que habrá ahora que estudiar las nuevas medidas de la mandataria para pagar deudas.

"Preocupa la salida que plantea la presidenta al tema de la deuda", opinó el diputado Adrián Pérez, de la Coalición Cívica, mientras que el legislador radical Gerardo Morales consideró que Fernández "debió enviar un proyecto de ley para discutir en el Parlamento" la cancelación de los compromisos.

La creación de este fondo fue anunciada en consonancia con la voluntad de Argentina de lanzar una oferta de canje para aquellos acreedores con bonos argentinos por 20.000 millones de dólares impagos desde 2001 y que no ingresaron a una millonaria reestructuración en 2005.

Fernández reiteró hoy que el canje y la "señal positiva" a los inversores que se pretendía dar con el Fondo del Bicentenario son vitales, para que el país pueda regresar a los mercados internacionales a financiarse a tasas razonables, algo que no ocurre desde el estallido de la severa crisis de 2001.

"Desde aquí se declaró el default (cese de pagos) más grande de la historia (a finales de 2001, durante una severa crisis económica y social). De ahí en más Argentina se convirtió en una paria internacional", sostuvo Fernández en el recinto del Parlamento, al inaugurar el 128 período de sesiones legislativas, tal como se realiza en el país cada 1 de marzo.

Desde la oposición se aseguró que con ese polémico fondo, el Ejecutivo pretendía esconder los problemas fiscales del país y apropiarse de los recursos del Banco Central para sustentar el alto gasto público.

El Fondo del Bicentenario desató una crisis institucional en enero pasado ante la negativa a habilitar las reservas por parte del entonces presidente del Banco Central, Martín Redrado, quien acudió a la Justicia cuando Fernández lo destituyó, pero finalmente presentó su renuncia.

Sin embargo, la mandataria defendió la "atribución" que tiene el Poder Ejecutivo para firmar decretos durante un extenso discurso de más de una hora y media.

"Desde 1994 hasta el 2006 se dictaron cientos de decretos de necesidad y urgencia que ustedes nunca controlaron", sentenció la jefa de Estado.

Durante su discurso, Fernández repasó los logros del "modelo" político y económico iniciado "en mayo de 2003", cuando asumió como presidente su esposo y antecesor, Néstor Kirchner, presente en el recinto en su calidad de diputado.

Al inició de su exposición, afirmó que hablaría del país "real" y no del país "mediático y virtual", en el cual "suceden cosas horribles, donde nada está bien, donde todo está mal".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook