martes, 06 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Fallece Vicente Ferrer, el filántropo y cooperante barcelonés que dedicó su vida a los pobres de la India

Su labor con los más necesitados le dio fama mundial

LVL
viernes, 19 de junio de 2009, 11:45
Fallece Vicente Ferrer, el filántropo y cooperante barcelonés que dedicó su vida a los pobres de la India

Del lado de los pobres
Ha muerto por complicaciones respiratorias Fallece Vicente Ferrer, el filántropo y cooperante barcelonés que dedicó su vida a los pobres de la India

Nueva Delhi.- El ejemplo para cualquiera, convertido en un auténtico ángel para millones de indios, Vicente Ferrer dedicó toda su vida a intentar hacer realidad una de las mayores utopías: acabar con la pobreza en la India. Tras 55 años viviendo en el país asiático para combatir la pobreza y las desigualdades sociales, el filántropo español falleció a los 89 años en su casa de Anantapur, al sur de la India, a causa de problemas respiratorios.

Nacido en Barcelona el 9 de abril de 1920, en 1936 fue llamado a las filas republicanas durante la Guerra Civil española como parte de la "Quinta del Biberón", y participó en la batalla del Ebro.

Pronto se manifestó su fervor religioso y su entrega en la lucha contra la pobreza: en 1944 ingresó en la Compañía de Jesús y ochos años más tarde, en 1952, pisó por primera vez suelo indio como misionero jesuita.

Su destino fue la costera ciudad de Bombay, hoy capital financiera de la India, pero en su primera misión religiosa en Manmad ya empezó a salir a las calles, a mezclarse con las gentes y puso en funcionamiento un singular sistema de trabajo: 'El milagro de dar'. Consistía en una pequeña ayuda económica y el asesoramiento técnico para obtener agua para los cultivos, principal problema del campesinado indio.

La construcción de un hospital, dos escuelas y el apoyo entre los lugareños le granjearon la enemistad de los radicales hindúes y la suspicacia de las autoridades, siempre renuentes a aceptar la ayuda humanitaria exterior.

"El padre Vicente Ferrer marchará al extranjero para unas cortas vacaciones y será bien recibido otra vez en la India", escribió en un telegrama la entonces primera ministra Indira Gandhi. Corría el año 1968 y el filántropo catalán fue expulsado del país.

Pero un año después volvió -la propia Gandhi ordenó que le concedieran el visado- y empezó su carrera de fondo en el corazón de Andra Pradesh, el único estado de la Unión India que lo acogió.

Abandonó la orden jesuita en 1970, contrajo matrimonio con la periodista inglesa Anne Perry, y fundó el Fondo de Desarrollo Rural (RDT,siglas en inglés) sostenido hoy por la Fundación Vicente Ferrer, el brazo financiero, creado en 1996, Su fundación hoy cuenta con más de 155.000 colaboradores en España. Su campo de actuación en Anantapur se mueve en los ámbitos de sanidad, vivienda, educación, personas con discapacidad, mujer y ecología. Tiene apadrinados a más de 135.000 niños y su programa de la mujer ha beneficiado a casi diez mil personas

Durante la década de 1970 continuaba siendo presionado por las autoridades, pero el proyecto ya estaba en marcha y el incansable humanista creó una red solidaria que obró el milagro en Anantapur.

'Espera un milagro' rezaba en 1969 un cartel colgado de una pared desamparada en lo que sería su casa, en el depauperado distrito sureño de Anantapur, donde murió. Y ese milagro llegó finalmente en el mismo edificio, transformado en el cuartel general de una ONG que ya en el siglo XXI cubre 2.278 pueblos en el estado de Andra Pradesh y beneficia a más de 2,5 millones de personas.

Pero para construir este espacio humanitario e impulsar un cambio ideológico dignificó a la población 'dalit' o intocables, de una región rural lastrada por la pobreza y la discriminación, Ferrer hizo gala durante décadas de un espíritu indomable y jamás dio su brazo a torcer.

"Era un verdadero revolucionario, demostró que se puede hacer una India diferente", dijo de él el embajador español en Nueva Delhi, Ion de la Riva. Tras alabar su "sentido del humor" y el aura "mística" que lo rodea, el diplomático aseguró que Ferrer y su fundación "es lo que más une a España con la India", por encima de cualquier otro vínculo, incluidos los comerciales.

El inacabable abanico de programas desplegados por su ONG (vivienda, educación, freno de los abusos sexuales, instrucción de samaritanas 'dalit') es tan abrumador que se ha ganado el reconocimiento de las autoridades.

La vicepresidente del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, le entregó en la India el pasado mes de enero la Gran Cruz del Mérito Civil al laureado Ferrer, también Premio Príncipe de Asturias a la concordia 1998.

"¿Por qué dejó usted de ser jesuita?", le preguntó una cooperante en una ocasión a Ferrer. "Porque me dio la gana", respondió este indomable luchador.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

Política

Erik Encinas Ortega

Erik Encinas Ortega

Estudiante de Periodismo y activista político
Tras la muerte de Fidel Castro, el régimen dictatorial de Cuba sigue vigente con el liderazgo de Raúl Castro, aunque es evidente, que  [...]

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
El gobierno Rajoy se enfrenta a su primer gran reto de la nueva legislatura con la presentación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE)  [...]

Primera Lengua

Jesús Royo Arpón

Jesús Royo Arpón

Lingüista
Dom Hilari Raguer es uno de los monjes de Montserrat de la vieja guardia, de los tiempos del abad Escarré y de la mejor época de  [...]

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook