viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Gratis total

sábado, 25 de abril de 2009, 13:34

Los internautas están de uñas con la nueva ministra de Cultura, Angeles González Sinde, porque la ministra es partidaria de evitar el robo de la propiedad intelectual. Verán, yo no conozco a la ministra. Como no es una mujer que se haya dedicado a la política me resulta difícil saber si tiene talento y condiciones para ser una buena o mala ministra, pero lo que sí sé es que tiene toda la razón al defender que hay que poner orden en Internet y que no es de recibo que algunos internautas se crean con el derecho de hacerse gratis total con la música, las películas o los libros creados por otros.

El único peligro que corre González Sinde es no continuar defendiendo sus ideas, por aquello de ser políticamente correcta y no crear problemas a su nuevo jefe, el presidente Zapatero. Son unos auténticos caraduras los que defienden que tienen derecho a "bajarse" una película sin pagar un euro o hacerse con la música de sus cantantes favoritos, también sin pagar un euro, o leer una novela o un ensayo gratis total.

Detrás de una película, pongamos por caso, hay un guionista, un productor, un director y unos actores, maquilladores, iluminadores, técnicos..., trabajadores todos que tienen la costumbre de comer todos los días. Lo mismo podemos decir de las canciones o de los libros. Internet no puede convertirse en un "top manta" virtual. Quienes crean tienen derecho a cobrar por ello y ese derecho hay que regularlo en la red. Claro que Internet es un medio estupendo a través del cual la gente puede acceder a películas, libros o música, pero desde luego pagando.

De la misma manera que a nadie se le ocurre entrar en unos grandes almacenes y llevarse sin pasar por caja una cinta de vídeo o un libro, tampoco se puede permitir que eso se haga en Internet. De la misma manera que hay que abordar sin complejos el problema del "top manta", porque es evidente que unos cuantos sinvergüenzas se forran robando a los demás. Seguramente los vendedores del "top manta" son el eslabón más débil de la cadena y de lo que se trata es de que se detenga a quienes piratean las películas, la música, los libros o los bolsos de marca, pero lo que no se puede es consentir que los derechos de autor, que el trabajo, el esfuerzo de tantas personas sean gratis porque sí. Si aceptamos que se puede robar el trabajo intelectual, entonces aceptemos que se robe pan, un traje o productos de limpieza.

La ministra tiene una difícil tarea por delante y es de esperar que sea capaz de acabar con el abuso que hacen de Internet muchos caraduras que están abonados al gratis total. Claro que esos caraduras también nos pueden dejar a los demás ir a comer a sus casas, disponer de sus cuentas corrientes, utilizar sus coches o apartamentos en la playa. No lo va a tener fácil la ministra de Cultura, pero me parece a mí que no se puede amparar la impunidad de quienes roban.

 

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
Dice ser Anónimo
martes, 12 de enero de 2010, 05:21

Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo