lunes, 26 junio 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

SRI LANKA-DESPLAZADOS

El Gobierno ceilanés concede la libertad de movimientos a los desplazados

Efe
sábado, 21 de noviembre de 2009, 10:08
El Gobierno ceilanés concede la libertad de movimientos a los desplazados


El Gobierno ceilanés concede la libertad de movimientos a los desplazados El Gobierno ceilanés concede la libertad de movimientos a los desplazados

Nueva Delhi.- El Gobierno de Sri Lanka anunció hoy que los miles de desplazados, -en su mayoría tamiles-, por la guerra civil que permanecen en campos de acogida en distintos puntos de la isla tendrán más libertad de movimiento y reiteró su compromiso en que puedan regresar a sus hogares antes de fines de enero.

El consejero de Presidencia y miembro del Parlamento, Basil Rajapaksa, precisó que a partir del 1 de diciembre los desplazados se beneficiarán de mayor libertad de movimientos, según la edición electrónica del rotativo ceilanés "Daily Mirror".

Rajapaksa, jefe de la unidad para la rehabilitación y reubicación de desplazados de la Presidencia ceilanesa, añadió que el Ejecutivo tiene la intención de que todas las personas que se han visto forzadas a abandonar sus hogares por el conflicto armado puedan regresar a sus casas antes del 31 de enero del año próximo.

El consejero hizo el anuncio tras visitar el área de Manik Farm, donde se encuentran varios campamentos que acogen a unos 127.000 desplazados, en el distrito septentrional de Vavuniya.

El portavoz del Ejército, Udaya Nanayakkara, explicó a Efe que la medida significa una libertad "total" y que los desplazados "podrán salir y entrar de los campos y realizar actividades en el exterior", algo hasta ahora prohibido por el Gobierno, que argumentaba razones de seguridad.

Nanayakkara precisó que desde mayo, fecha en la que las tropas ceilanesas derrotaron a la cúpula de la guerrilla de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) y pusieron fin a más de 25 años de guerra, más de la mitad de los desplazados han regresado a sus hogares.

El portavoz se mostró optimista ante el objetivo fijado por el Gobierno y aseguró que los preparativos para que los desplazados vuelvan a casa en enero del próximo año ya están en marcha.

El ministro de Derechos Humanos y Gestión de Desastres, Mahinda Samarasinghe, situó ayer el número total de desplazados que viven en campamentos y hospitales en los distritos norteños de Vavuniya, Jaffna y Mannar, y en el oriental de Trincomalee en 136.328 personas.

En un comunicado oficial, Samarasinghe precisó que en la última semana lograron regresar a sus casas entre 6.500 y 7.000 desplazados.

El anuncio de la mejora de las condiciones de los desplazados que viven en campos de acogida controlados por el Ejército y privados de libertades, llega después de que el secretario general de Asuntos Humanitarios de la ONU, John Holmes, visitara Sri Lanka esta misma semana para revisar con las autoridades del país la situación de los desplazados.

"Estamos muy motivados con el progreso del Gobierno de reubicar a la gente. Había unas 288.000 personas en mayo (fecha en la que finalizó el conflicto) y ahora es mucho menos", dijo Holmes, según un comunicado difundido por el Gobierno de Sri Lanka.

El enviado de Naciones Unidas felicitó a las autoridades ceilanesas por haber rebajado a la mitad el número de desplazados que vivían en Menik Farm, zona al que se desplazó durante una visita de tres días, en los que también revisó la situación de los desplazados otros centros.

"Las organizaciones de la ONU y las ONG están preparadas para ayudar a los desplazados en los campos y asistir a los retornados en sus necesidades humanitarias, especialmente en comida, refugio, servicios básicos y vivienda. La ONU está dispuesta a apoyar la recuperación y reconstrucción a largo plazo", agregó.

El Ejército ceilanés derrotó militarmente a los tigres tamiles el pasado mes de mayo, tras haber arrinconado a la cúpula rebelde en una franja costera en el noreste del Estado insular, donde los guerrilleros resistían junto a miles de civiles.

El LTTE inició en el año 1983 un levantamiento armado por la independencia de las zonas del norte y el este de la isla donde predomina la etnia tamil, contra las instituciones gubernamentales, controladas por la mayoría cingalesa. Un conflicto que ha dejado casi 100.000 muertos.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook