lunes, 22 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

OEA-DROGAS

La legislación internacional debe combatir contra los nuevos métodos del narcotráfico

Efe
viernes, 20 de noviembre de 2009, 22:55
La legislación internacional debe combatir contra los nuevos métodos del narcotráfico


La legislación internacional debe combatir contra los nuevos métodos del narcotráfico La legislación internacional debe combatir contra los nuevos métodos del narcotráfico

Miami (EE.UU.).- El creciente empleo de submarinos para el tráfico de drogas requiere la implementación de una legislación internacional capaz de hacer frente a la inventiva de los narcotraficantes en la región, afirmaron hoy en Miami varios expertos.

Las mafias han identificado un vacío legal en el derecho del mar que les permite pasar de "delincuentes a víctimas" en el momento en que las autoridades interceptan el envío, sostuvo Omar Figueroa, jefe de la delegación colombiana de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad).

"El derecho del mar protege a la tripulación de estos sumergibles, porque, cuando son descubiertos, hunden las naves con la droga, que son pruebas judiciales, y además acabamos pasando de una operación de interdicción a una de rescate", explicó Figueroa en la jornada de clausura de la Cicad.

En ese sentido, advirtió de que los "submarinos semi-sumergibles son las nuevas armas para el envío de drogas a Estados Unidos y África".

Según el experto, el uso de sumergibles para el transporte de drogas representa una amenaza creciente en Colombia, donde han sido intervenidos desde 1991 un total de 53 submarinos, de los que 20 fueron incautados en lo que va del año.

Figueroa indicó que el año pasado se incautaron 189 toneladas de cocaína y se erradicaron 220.000 hectáreas de cultivo de coca en el país.

Asimismo, un mando de la Armada de Colombia, que solicitó a Efe no hacer pública su identidad, reveló que estos submarinos están fabricados con fibra de vidrio a un costo de unos 200.000 dólares.

El militar detalló que estos sumergibles pueden transportar unas diez toneladas de cocaína, que, en el mercado internacional, suponen para los narcotraficantes unos ingresos de cerca de 2.500 millones de dólares.

"Es una operación muy rentable para los narcos", manifestó el marino al concluir la sesión de la Cicad, organismo dependiente de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Además, precisó, "los sumergibles y semisumergibles permiten a los narcotraficantes evitar ser reconocidos por aeronaves que normalmente sobrevuelan el mar en misiones de patrullaje".

Por su parte, Paulina Duarte, secretaria Nacional de Políticas Antidrogas de Brasil y coordinadora de la Estrategia Antidrogas en el Hemisferio de la Cicad, sostuvo que la estrategia a futuro apunta al fortalecimiento de la cooperación de los países miembros de la OEA.

"Estamos poniendo gran énfasis en la ayuda entre los países para desarrollar proyectos en conjunto e identificar prácticas exitosas para implementarlas donde se requiera", comentó Duarte.

Rómulo Pizarro, presidente ejecutivo de Devida, una organización gubernamental peruana que promueve políticas de combate contra las drogas, destacó el exitoso Modelo San Martín, desarrollado en la selva de ese país.

"Con la participación de la comunidad se ha logrado promover un modelo de desarrollo alternativo, integral y sostenible gracias al cual unas 40.000 familias campesinas dejaron de cultivar coca y ahora producen café, cacao, palmitos y palma aceitera", explicó Pizarro.

El funcionario peruano señaló que el país andino ha reducido las hectáreas de cultivo de coca de 140.000, en 1990, a 46.000 en la actualidad.

Por su parte, Fernando Hurtado, gerente de desarrollo alternativo de Devida, dijo que ese modelo aun no ha sido implementado en otras zonas convulsionadas de su propio país, como es el caso del VRAE (Valle del Río Apurímac y Ene), donde operan remanentes del grupo subversivo Sendero Luminoso asociados con mafias del narcotráfico.

"Lamentablemente sólo el cuatro por ciento del VRAE es terreno cultivable, es una zona con aptitudes forestales. El reto es comprometer a la comunidad, pero la realidad es que allí se ha replegado el movimiento político cocalero del país", dijo.

A su juicio, este modelo ha demostrado que el "desarrollo alternativo, integral y sostenible ofrece una gran oportunidad a los agricultores".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook