lunes, 26 junio 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

ARGENTINA-ESPIONAJE

El ex jefe policial detenido se declara inocente en el escándalo por espionajes

Efe
miércoles, 18 de noviembre de 2009, 23:16
El ex jefe policial detenido se declara inocente en el escándalo por espionajes


El ex jefe policial detenido se declara inocente en el escándalo por espionajes El ex jefe policial detenido se declara inocente en el escándalo por espionajes

Buenos Aires.- Un ex jefe policial argentino detenido por el escándalo de prácticas de espionaje que sacude al gobierno de Buenos Aires se declaró hoy inocente al ser indagado por el juez que investiga el caso, informaron fuentes judiciales.

Durante la indagatoria, que se extendió unas dos horas, el ex comisario y ex jefe de la nueva Policía Metropolitana Jorge Palacios dijo al magistrado Norberto Oyarbide no saber nada de las escuchas telefónicas ilegales a políticos y empresarios por las que fue detenido este martes.

El juez ordenó que "Fino" Palacios continúe detenido hasta que se resuelva su situación procesal, en el marco de la investigación por espionaje que puede haber afectado también a la presidenta argentina, Cristina Fernández, y a su esposo y antecesor, Néstor Kirchner, añadieron los portavoces.

Oyarbide sostuvo hoy que ordenó la detención de Palacios debido "al peligro que podría representar para el desarrollo de la investigación" y pidió "respetar el curso" de la causa, al ser consultado sobre si dispondrá la reclusión del ahora ex subjefe de la Policía Metropolitana Osvaldo Chamorro, destituido ayer luego de quedar involucrado en el caso.

"La situación de Chamorro se ha modificado con el transcurso de las horas, pero eso ahora no lo puedo responder", afirmó Oyarbide.

El alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, pidió ayer la renuncia del ex subjefe policial, luego de que la justicia encontrara en una oficina que compartían Palacios y Chamorro informes sobre la situación patrimonial de legisladores opositores, sindicalistas y hasta del propio jefe de Gabinete de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, consideró hoy que "es el responsable político" del área en la que se suscitó el escándalo y admitió que puso su renuncia "a disposición de Macri".

La prensa local indicó incluso que el alcalde, que hoy regresa de una visita a España, prepara cambios en su Gabinete.

Para la legisladora porteña Gabriela Cerrutti, Macri "armó un equipo de inteligencia" integrado por policías que "espían a dirigentes de la oposición e incluso a su gente".

Los datos de opositores, sindicalistas y funcionarios fueron encontrados en una computadora de la agencia de seguridad Security Consulting, controlada por Palacios, quien además está procesado por encubrimiento en la causa por el atentado de 1994 contra la mutualista judía AMIA, que causó 85 muertos.

El caso de espionaje se destapó en octubre, cuando se conocieron supuestas prácticas de escuchas ilegales a un familiar de una víctima del atentado por parte de Palacios, quien se vio obligado a renunciar a la jefatura de la Policía Metropolitana en medio de una tensa polémica entre el Gobierno capitalino y el Ejecutivo nacional.

La investigación se complicó aún más la pasada semana, cuando Néstor Leonardo, uno de los cuñados de Macri, resultó herido leve al ser atacado en las puertas de su casa un día después de acusar al alcalde de "hostigamiento" y de intervenciones ilegales de sus teléfonos al ser citado como testigo por el juez Oyarbide.

El magistrado mantiene procesado y detenido a Ciro James, antiguo agente de la Policía Federal y funcionario de la Alcaldía de Buenos Aires que aspiraba a formar parte de la fuerza de seguridad que Macri prevé que empiece a operar el 10 de diciembre próximo.

Macri, ex presidente del popular club de fútbol Boca Juniors, y sus colaboradores han dicho en varias ocasiones que son víctimas de maniobras políticas de quienes se oponen a la Policía Metropolitana.

El alcalde impulsó la creación de esa fuerza de seguridad porteña luego de fracasar sus gestiones con el Gobierno de Fernández para que éste traspasara la Policía Federal a la órbita de la capital argentina con sus fondos correspondientes, que rondan unos 250 millones de dólares anuales.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook