miércoles, 24 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

APEC-CUMBRE

China defiende la respuesta a la crisis, asume el liderazgo y no menciona el yuan

Efe
viernes, 13 de noviembre de 2009, 13:03
China defiende la respuesta a la crisis, asume el liderazgo y no menciona el yuan


China defiende la respuesta a la crisis, asume el liderazgo y no menciona el yuan China defiende la respuesta a la crisis, asume el liderazgo y no menciona el yuan

Singapur.- China defendió hoy ante el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) su respuesta a la crisis económica, asumió el papel de líder de la recuperación y voz de los países emergentes y rehusó comentar su criticada política monetaria.

El presidente chino, Hu Jintao, indicó en Singapur que China se centrará a partir de ahora en aumentar de forma progresiva y equilibrada su demanda interna, especialmente el consumo de las familias, para arrastrar al resto a salir de la recesión.

Hu explicó que ése ha sido el objetivo del programa de estímulo del Gobierno de Pekín, que a partir de ahora dependerá menos de las exportaciones y de la inversión extranjera, los dos grandes motores de su vertiginoso crecimiento hasta la crisis del año pasado.

Con una mayor demanda interna, el crecimiento no se resentirá cuando se retire de aquí a dos años el programa de estímulo, pues para entonces no es seguro que se hayan recuperado los países que habitualmente compran los productos chinos.

El líder de la nación más poblada del planeta aseguró que el giro hacia el consumo doméstico ya se está promoviendo a través de las reformas estructurales recogidas en las iniciativas de reactivación económica.

Medidas como los incentivos fiscales y apoyo crediticio a las empresas, mejoras del clima inversor y de los servicios públicos contribuirán a "apadrinar una nueva tendencia de crecimiento económico cimentada de manera conjunta en el consumo, la inversión y las exportaciones".

"La economía mundial necesita a China para su desarrollo, y una China más desarrollada llevará más oportunidades para todo el mundo", afirmó el líder chino en Singapur, donde uno de los asuntos principales en la agenda de las reuniones del APEC ha sido el papel del país asiático como cabeza visible de los esfuerzos de todo el continente por sacar a la economía mundial de la recesión.

Para lograr este fin, Hu apostó por una mayor liberalización del comercio y las inversiones, y advirtió del peligro del proteccionismo como gran amenaza al frágil proceso de recuperación.

"Debemos oponernos al proteccionismo en todas sus manifestaciones (...) especialmente las restricciones injustas contra los países en vías de desarrollo", subrayó.

Hu aludió así a los problemas que durante el último lustro han sufrido muchas compañías de su país por entrar en los mercados de Australia, Canadá, Chile o Estados Unidos, férreos defensores de sus mercados laborales domésticos.

También se quejó de los recelos de Occidente por dejar a China competir en sectores como armamento y tecnología.

"Debemos aumentar la cooperación y tirar abajo las barreras que para reducir la brecha tecnológica entre los países desarrollados y las naciones emergentes", dijo en referencia a EEUU y la Unión Europea (UE).

El presidente chino recordó que la crisis no ha terminado y que todavía no se han encontrado soluciones a los problemas que la provocaron, por lo que la recuperación de la recesión está llena de "incertidumbres y factores de desestabilización".

Durante su discurso, Hu emitió cualquier referencia a la cotización del yuan, que China mantiene artificialmente baja desde julio de 2008 con el fin de proteger sus exportaciones.

Esa estrategia, unida a la debilidad del dólar, es motivo de creciente preocupación entre las economías asiáticas, que lamentan la injusticia de que Pekín intervenga en su moneda de manera unilateral para garantizar que el precio de los productos chinos continúe siendo competitivo en los mercados internacionales.

Pero hace dos días, el Banco Central chino se planteó por primera vez modificar la política y adaptarse a los cambios en los flujos internacionales de capital y el mercado de divisas, lo que pondría fin a la tensión con sus vecinos y Estados Unidos.

China es uno de los miembros fundacionales del APEC, que también integra a Australia, Brunei, Canadá, Chile, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Filipinas, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Rusia, Singapur, Tailandia, Taiwán y Vietnam.

Las 21 economías del bloque regional representan el 40 por ciento de la población mundial, más de la mitad del Producto Interior Bruto, y el 44 por ciento del comercio.

Carlos Santamaría

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook