miércoles, 24 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

EEUU-IRÁN

Fiscalía de Nueva York confisca un rascacielos propiedad de la fundación Alavi de Irán

Efe
viernes, 13 de noviembre de 2009, 00:54
Fiscalía de Nueva York confisca un rascacielos propiedad de la fundación Alavi de Irán


Fiscalía de Nueva York confisca un rascacielos propiedad de la fundación Alavi de Irán Fiscalía de Nueva York confisca un rascacielos propiedad de la fundación Alavi de Irán

Nueva York.- La fiscalía del distrito sur de Nueva York emitió hoy una orden para confiscar un rascacielos de 36 pisos de esta ciudad, que pertenece a empresas controladas por el Gobierno de Irán, como la Fundación Alavi y Assa Corporation.

El fiscal general del distrito sur neoyorquino, Preet Bharara, informó mediante un comunicado de prensa de que había realizado esa solicitud para confiscar ese edificio, de 36 pisos y ubicado en pleno centro de Manhattan, y otras propiedades, que tendrían un valor en torno a 500 millones de dólares.

"Como se ve en las alegaciones, la Fundación Alavi ha sido una fachada para el Gobierno de Irán. Durante dos décadas ha estado dirigida por funcionarios iraníes, incluidos varios embajadores ante Naciones Unidas, en violación de las leyes estadounidenses", dijo Bharara.

La petición señala también que "la Fundación Alavi ha proporcionado numerosos servicios al Gobierno iraní y transferido fondos desde el banco Melli, una entidad que pertenece y controlan las autoridades de Irán".

El banco Melli Iran es uno de los más influyentes de ese país y es propiedad del Gobierno iraní, y es una de las instituciones acusadas por el Departamento del Tesoro de estar involucradas en el programa nuclear que desarrolla Teherán y que está puesto en entredicho por la comunidad internacional.

En Estados Unidos es ilegal realizar negocios con esa institución bancaria iraní.

Además de ese edificio, que también pertenece a Assa Corporation, la fiscalía ha pedido que se confisquen otras propiedades iraníes de Alavi en Estados Unidos y que se ubican en los estados de Nueva York, Maryland, Virginia, Texas y California.

También se ha pedido la confiscación de las cuentas bancarias de Alavi y Assa, que tienen repartida la propiedad del rascacielos en un 60% y un 40%, respectivamente, según el fiscal.

Bharara consideró que ese organismo iraní estaría involucrado en operaciones de lavado de dinero, al tiempo que señaló que la petición de confiscación se basa en que esas entidades habrían violado la legislación estadounidense.

"La Fundación Alavi ha proporcionado numerosos servicios al Gobierno iraní, incluyendo la gestión de propiedades, organizaciones caritativas y transferencias de dinero desde el banco Melli", agrega la petición de la fiscalía.

En cuanto a Assa Corporation, el fiscal indica que esa firma "ha proporcionado numerosos servicios al banco Melli, en contravención de la legislación estadounidense" conocida como Ley de Emergencia Económica Internacional (IEEPA, por su sigla en inglés), así como de la regulación sobre sanciones del Departamento del Tesoro de EE.UU.

El edificio sobre el que se ha pedido la confiscación fue construido en 1970, entonces como una organización dedicada a actos caritativos de Irán en Estados Unidos, y se levantó con un préstamo del banco Melli.

Tras la revolución de 1979, en que los "ayatolás" depusieron al sha de Irán, las autoridades islámicas establecieron una organización llamada "Bonyad Mostazafan", que se hizo cargo de los bienes expropiados a la monarquía persa, y que tras varios cambios de nombre, se renombró como Fundación Alavi.

La fiscalía señaló también que el banco Melli y la Fundación Alavi "crearon en 1989 una alianza para evitar pagar los impuestos federales sobre los ingresos por alquiler del edificio", y que para ello crearon dos sociedades instrumentales (empresas fantasma) y transfirió una parte de la propiedad del rascacielos a Assa.

Esa firma, que tiene su sede en Jersey, en las islas Channel (Reino Unido), es propiedad "de ciudadanos iraníes que representan los intereses del banco Melli".

El fiscal hace también referencia a diversas reuniones y conversaciones celebradas por los directores de esa fundación, que en varias ocasiones estuvieron vinculados a los embajadores de Irán ante Naciones Unidas sobre la situación del edificio y sus problemas.

"El 19 de diciembre de 2008 Farshid Jahedi, que entonces era en presidente de la Fundación Alavi, fue detenido por obstrucción a la justicia mediante la supuesta destrucción de documentos que le habían sido requeridos bajo citación legal de un gran jurado", recordó la fiscalía.

Esa Fundación, según señala el diario New York Times en su edición digital, ha invertido en la construcción de mezquitas en todo el país y proporciona asistencia financiera a estudiosos iraníes y universidades.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook