lunes, 22 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

PARTIDOS-PP

Besos fríos y cordialidad entre Aguirre y Gallardón en un esperado encuentro con Blanco de "mediador"

Efe
viernes, 06 de noviembre de 2009, 19:10
Besos fríos y cordialidad entre Aguirre y Gallardón en un esperado encuentro con Blanco de


Besos fríos y cordialidad entre Aguirre y Gallardón en un esperado encuentro con Blanco de "mediador" Besos fríos y cordialidad entre Aguirre y Gallardón en un esperado encuentro con Blanco de "mediador"

Madrid.- El Metro madrileño fue objeto en su día de uno de los primeros grandes conflictos entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, pero desde entonces también ha sido testigo privilegiado de las sucesivas 'reconciliaciones' entre presidenta y alcalde, que hoy han escenificado allí su última 'entente cordiale".

Como si de un estreno de teatro se tratase, el reencuentro en un acto público entre los dos líderes del PP en Madrid tras la enconada batalla que han mantenido en las dos últimas semanas -con sus lugartenientes de por medio- por el control de Caja Madrid, ha congregado a decenas de gráficos y periodistas entre los que ha habido hasta golpes por captar la instantánea de este serial inagotable.

Con el nuevo intercambiador de Plaza de Castilla de escenario se ha abierto el telón a las once de la mañana y el alcalde ha buscado a la presidenta, que había hecho su aparición unos minutos antes, le ha dado un toque de llamada en la espalda y, a continuación, un sólo y frío beso en la mejilla.

Después, sólo la presión de los informadores para captar una imagen de los dos juntos y tratar de recabar sus impresiones sobre el reencuentro ha logrado que Aguirre y Gallardón comenzaran a caminar juntos, aunque con muestras de cierta distancia, por el intercambiador.

Aguirre vestía en este primer acto del día unos elevadísimos tacones -la frase más popular de la presidenta en este conflicto ha sido "cuando llevo zapato plano no hago declaraciones"- pero a pesar de ello, tanto ella como el alcalde han rehusado responder a preguntas como: "¿Les sienta bien enterrar el hacha de guerra?".

Después han tomado la palabra para informar sobre el nuevo intercambiador, y Gallardón se ha dirigido a Aguirre como "querida Esperanza" y ésta le ha saludado desde el micrófono como "excelentísimo señor alcalde de Madrid".

El segundo acto entre los dos líderes del PP madrileño ha tenido un testigo de excepción, el ministro de Fomento, José Blanco, junto al que han acudido a visitar las obras del tren de Cercanías que unirá la estación de Chamartín con el aeropuerto de Barajas.

El alcalde, que ha sido el primero en llegar, no ha podido evitar las bromas entre los políticos del PSOE en la región, y así el portavoz socialista en el Ayuntamiento, David Lucas, no ha dudado en decirle: "Hay que ver que siendo de diferentes partidos nos llevemos bien".

La portavoz del PSOE en la Asamblea, Maru Menéndez, ha agregado de inmediato mirando a Lucas: "Hay que ver que nosotros nos llevamos estupendamente siendo del mismo partido, cosa que en los partidos de Madrid es extraña y tiene mucho mérito en estos tiempos".

Al grupo se ha unido Blanco, quien ha dicho ver al alcalde "muy sonriente" y, seguidamente, Aguirre, que ha saludado con dos besos al alcalde y al ministro y ha iniciado con ellos un recorrido por el túnel en el que el titular de Fomento ha estado en todo momento situado entre ambos y siempre departiendo con uno u otro, raramente en una conversación conjunta.

Luego han llegado las intervenciones y el alcalde ha comenzado la suya ironizando sobre la nutrida presencia de medios: "No sólo ha venido la prensa de Madrid, los medios nacionales y los especializados, es que ha venido hasta la prensa del corazón, y eso es algo que nos tiene que llenar de satisfacción".

A continuación ha hablado la presidenta, que en este acto vestía zapato plano y ha comenzado su discurso diciendo: "Dice el alcalde que no debemos decir cale sino calado -en referencia a las obras del túnel-, porque cale no es un término lo suficientemente preciso y ortodoxo".

Durante el discurso, Aguirre ha repetido en varias ocasiones: "Como ya ha dicho muy bien el alcalde...".

Sin embargo, no ha sido hasta que no se ha puesto ante el micrófono el ministro de Fomento y los dos líderes del PP se han quedado solos a un lado del escenario cuando han tenido 'intimidad' y se les ha visto intercambiar confidencias de contenido desconocido y alguna sonrisa que dejaba intuir que esta función no ha acabado.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook