jueves, 29 junio 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

PARTIDOS-PP

El PP suspende a Cobo, pero mantiene a Aguirre en el centro de las críticas

Efe
miércoles, 04 de noviembre de 2009, 18:45
El PP suspende a Cobo, pero mantiene a Aguirre en el centro de las críticas


El PP suspende a Cobo, pero mantiene a Aguirre en el centro de las críticas El PP suspende a Cobo, pero mantiene a Aguirre en el centro de las críticas

Madrid.- El Partido Popular ha suspendido hoy cautelarmente de militancia al vicealcalde madrileño, Manuel Cobo, aunque no están zanjadas las consecuencias del enfrentamiento interno en la Comunidad de Madrid, ya que muchos dirigentes mantienen a Esperanza Aguirre en el centro de sus críticas.

Cobo no podrá representar al PP mientras el Comité de Derechos y Garantías cursa su expediente y decide qué sanción imponerle por sus invectivas contra Aguirre, pero todo apunta a que conservará su cargo en el consistorio madrileño en calidad de concejal "independiente", ya que la resolución del órgano disciplinario de los populares no conlleva la inhabilitación institucional.

El propio Cobo ha aceptado la decisión del Comité Nacional de Derechos y Garantías al igual que su jefe en el Ayuntamiento, Alberto Ruiz-Gallardón, quien ha afirmado: "Dedicarse a la política puede traer momentos duros y difíciles, y sin duda momentos ingratos" que hay que superar.

El PP de Madrid, por medio de un comunicado, también ha acatado la decisión del órgano disciplinario de los populares.

Con todo, y a la espera del castigo que reciba Cobo, la medida va en la dirección que exigía Aguirre y que hoy la presidenta del Comité de Garantías de Madrid, Cristina Cifuentes, ha recordado antes de acudir al Comité Nacional: las palabras del número dos de Gallardón han de considerarse una falta grave o muy grave.

Sin embargo, la suspensión cautelar de Cobo no ha evitado que se reprodujeran hoy algunas críticas a la presidenta madrileña por no haber asistido al Comité Ejecutivo.

La secretaria general, María Dolores De Cospedal, ha calificado como "error tremendo" su inasistencia. "Hubiera sido, no sólo más coherente, sino más respetuoso con todo el PP que hubiera estado presente en el Comité Ejecutivo", ha sentenciado.

El responsable de Comunicación de los populares, Esteban González Pons, aunque más conciliador, ha manifestado que comparte los adjetivos de la número dos del PP acerca de la ausencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Pons tampoco se ha olvidado de la intervención de ayer de Cobo en el Comité, y así, ha asegurado que no se sintió "cómodo" cuando el vicealcalde tomó la palabra para insistir en sus reproches a la presidenta madrileña.

Por tanto, si Cobo ha seguido recibiendo críticas por su intervención de ayer, otro tanto le ha sucedido a Aguirre, aunque no porque pidiera la palabra, sino por su ausencia y su actitud de los últimos días.

Uno de los barones que ayer en el Comité más crítico se mostró con la situación del partido en Madrid fue el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, quien hoy ha continuado en esa línea al afirmar que resulta "inmoral" hablar de quién es el presidente de una caja de ahorros "con el paro que hay en España".

El responsable del PP de Cantabria, Ignacio Diego, ha reprochado su comportamiento, y en contraposición, ha aplaudido el liderazgo de Mariano Rajoy, a quien a su juicio los militantes del partido deben lealtad.

Con similares términos se ha manifestado el líder del PP en el País Vasco, Antonio Basagoiti, en tanto que el responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, ha declarado que todo el partido está comprometido con el proyecto de Rajoy.

Más o menos en esta idea han redundado algunos integrantes de la dirección nacional.

De Cospedal ha reiterado que declaraciones cruzadas como las de los últimos días en Madrid no pueden producirse otra vez, mientras que el responsable de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, ha animado a sus compañeros de partido a "zanjar debates internos estériles" y dedicar el "cien por cien" de su tiempo a hacer oposición y acabar con la crisis.

González Pons ha pedido que el PP sea cuanto antes el partido que siempre ha sido.

Entretanto, Rajoy y Aguirre han evitado alusiones: el primero presentó a Montoro en un foro económico y sólo habló de la crisis; la segunda alegó que hoy llevaba zapatos planos para no hacer declaraciones.

Así que los ánimos en el PP siguen caldeados a pesar de que ayer Rajoy avisó de que no consentiría más "espectáculos".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook