sábado, 27 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

EEUU-GUANTÁNAMO

EE.UU. tiene un largo camino para cerrar Guantánamo pese al envío de presos al exterior

Efe
domingo, 01 de noviembre de 2009, 20:24
EE.UU. tiene un largo camino para cerrar Guantánamo pese al envío de presos al exterior


EE.UU. tiene un largo camino para cerrar Guantánamo pese al envío de presos al exterior EE.UU. tiene un largo camino para cerrar Guantánamo pese al envío de presos al exterior

Washington.- Aunque seis prisioneros de Guantánamo fueron liberados y trasladados hoy a la isla de Palau, el penal sigue acogiendo a 215 detenidos, lo que dificulta los planes del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de cerrar este centro antes del 22 de enero próximo.

El departamento de Justicia estadounidense informó ayer del envío a esta isla del Pacífico de seis hombres de nacionalidad china y pertenecientes a la etnia Uigur, que fueron identificados como Ahmad Tourson, Abdul Ghappar Abdul Rahman, Edham Mamet, Anwar Hassan, Dawut Abdurehim y Adel Noori.

Todos ellos llegaron en la madrugada del domingo a Palau, después de 17 horas en un vuelo militar directo, junto con tres abogados estadounidenses.

Este grupo de seis uigures formaban parte de un grupo de 22 personas en total, capturado en Pakistán y Afganistán, tras los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Los detenidos aseguraron en el momento de su detención que estaban viviendo como refugiados en Afganistán, después de haberse enfrentado a la persecución religiosa en China.

Los uigures han protagonizado en sus propias carnes el debate político, ético y legal del futuro de la cárcel de Guantánamo, en Cuba, símbolo de los excesos cometidos por EE.UU. en la guerra contra el terrorismo.

Aunque las autoridades estadounidenses han determinado que los uigures no suponen una amenaza para la seguridad del país, su destino ha sido una constante incógnita.

China, que los considera terroristas, quería que fueran repatriados, algo a lo que se niega EE.UU. ante el temor de que pueda haber represalias contra estos detenidos.

La elección de Palau podría molestar enormemente a Pekín, pues es uno de los 23 países que reconoce a Taiwán como país independiente, por encima del criterio de China, que lo considera como uno de sus territorios.

En octubre de 2008, un juez federal del Distrito de Columbia ordenó la liberación de estos prisioneros en suelo estadounidense, decisión que fue inmediatamente recurrida.

En febrero pasado, los que se oponían al traslado a EE.UU. ganaron el recurso con el argumento de que los jueces federales no tienen autoridad para saltarse las leyes de inmigración.

Finalmente, el caso ha llegado al Supremo, donde el mes pasado se decidió dimitir a trámite el caso, por lo que dependerá del alto tribunal la decisión de si los jueces federales tienen autoridad para liberar en suelo estadounidense a prisioneros que no suponen una amenaza para el país.

Hasta el momento, los jueces han admitido las peticiones de "habeas corpus" de unos veinticinco detenidos, de los cuales 10 han sido enviados a otros países. Además de los seis uigures de ayer, otros cuatro fueron enviados en junio a Bermudas.

Por el momento, ninguno de los prisioneros liberados ha sido enviado a Estados Unidos, tema que sigue estando pendiente de resolver y que parece crucial en los planes de Obama para cerrar el penal.

Independientemente de lo que resuelva el Supremo, la posibilidad de que algunos de los detenidos pueda pisar suelo estadounidense cuenta con muchos opositores en el Congreso, tanto de las filas republicanas, como de las demócratas.

Hace unos días, el Congreso decidió mantener la prohibición de que se libere a alguno de los detenidos en EE.UU., aunque sí autorizó a que se transfiera a algunos de los prisioneros para ser juzgados en cortes militares o civiles.

El Gobierno de Obama tiene previsto decidir a mediados de noviembre cuáles de los 215 prisioneros de Guantánamo deben ser juzgados por cortes militares o civiles. Será entonces cuando deberá plantearse firmemente la liberación del resto.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook