domingo, 26 febrero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

CINE-SAN SEBASTIÁN

Pablo Pineda, un actor con síndrome de Down, Concha de Plata en San Sebastián

Efe
sábado, 26 de septiembre de 2009, 17:11
Pablo Pineda, un actor con síndrome de Down, Concha de Plata en San Sebastián


Pablo Pineda, un actor con síndrome de Down, Concha de Plata en San Sebastián Pablo Pineda, un actor con síndrome de Down, Concha de Plata en San Sebastián

San Sebastián.- El actor Pablo Pineda se ha convertido en la primera persona con síndrome de Down en ganar la Concha de Plata en el Festival de Cine de San Sebastián, en el que la película china "City of life and death", de Lu Chuan, ha obtenido la Concha de Oro y Lola Dueñas ha sido elegida mejor actriz.

Lola Dueñas y Pablo Pineda protagonizan la película de los debutantes Álvaro Pastor y Antonio Naharro, "Yo, también", una cinta sobre la relación entre un mujer solitaria que encuentra en un joven con síndrome de Down el refugió que buscaba y que ha obtenido también una mención especial del Premio Signis y el Premio a la solidaridad de la Asociación de Donantes de Sangre de Guipúzcoa.

Contra todo pronóstico, el cineasta argentino Juan José Campanella, su película "El secreto de sus ojos", elegida por Argentina para competir en los Óscar, y el actor Ricardo Darín se han ido de vacío, ya que la Concha de Plata al mejor director ha correspondido a Javier Rebollo por el filme "La mujer sin piano".

El Premio Especial del jurado, que ha estado presidido por el cineasta francés Laurent Cantet, ha sido para la película francesa "Le refuge", de François Ozon, y el Premio FIPRESCI, que concede la crítica internacional, ha ido a parar a la cinta española "Los condenados", de Isaki Lacuesta.

El jurado, formado por el director coreano Bong Joon-ho, el actor mexicano Daniel Giménez Cacho, la actriz española Pilar López de Ayala, el director de cine y teatro británico John Madden, la directora iraní Samira Makhmalbaf y la actriz portuguesa Leonor Silveira, ha decido conceder el premio a la mejor fotografía a "City of life and death" y el de mejor guión a "Blessed", de la australiana Ana Kokkinos.

Sorprendente ha sido el Palmarés de esta 57 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, ya que la gran mayoría de la quinielas de los acreditados en el certamen apostaban por Juan José Campanella y Ricardo Darín, director y protagonista de "El secreto de sus ojos", para la Concha de Oro y la de Plata.

Eso sí, finalmente ha sido Lola Dueñas la que se ha impuesto a Carmen Machi, protagonista de "La mujer del piano", y a otras como Chiara Mastroianni, cabeza de cartel del filme de Christophe Honoré, "Making plans for Lena", o Frances O'Connor y Miranda Otto, miembros del reparto coral de la australiana "Blessed", de Ana Kokkinos.

Lo que esta claro es el carácter español de estos premios, que han elegido como mejor director a Javier Rebollo, que ha recibido también el galardón "Otra mirada", de TVE, e Isaki Lacuesta, que se ha llevado el de la crítica.

Pero si por algo pasará a la historia esta edición que hoy termina es porque de la noche a la mañana, su jurado lanza internacionalmente a Pablo Pineda, que a sus 35 años es, además de la primera persona en tener una titulación universitaria con síndrome de Down, en el primer actor con una discapacidad de este tipo en conseguir un premio de cine de carácter internacional.

Pablo Pineda, cuyo galardón no ha sido muy bien recibido por la prensa por considerarlo "políticamente correcto", no es la primera persona con síndrome de Down en protagonizar una película, aunque él prefiere dedicarse a la docencia, que es para lo que estudió, hay que recordar a Guillem Jiménez protagonista de "León y Olvido", del director gallego Xavier Bermúdez.

Pero pocas son las personas con algún tipo de minusvalía que terminan formando parte de algún palmarés cinematográfico, un caso a recordar ocurrió este mismo año, cuando cantante del grupo La Excepción, Juan Manuel Montilla "Langui", afectado por una parálisis cerebral que dificulta sus movimientos, conseguía el Goya al mejor actor revelación por "El truco del manco", de Santiago A. Zannou.

Y un premio que está en la memoria de todos es cuando en 1986 la actriz sordomuda Marlee Matlin recogía el Oscar a la mejor actriz por su papel en la película "Hijos de un Dios menor", de Randa Haines.

La película ganadora de la Concha de Oro, la china "The city of life and death", de Lu Chan, es un superproducción sobre la invasión de Japón a China en 1937, muy aplaudida por la crítica, y basada en el episodio conocido como la violación de Nankín.

Además de a la Sección Oficial, a la que concurrían 17 películas, entre los galardones paralelos, el público ha elegido como mejor película "Precious", de Lee Daniels, y cómo mejor europea "Desert flower", de Sherry Horman; los jóvenes han votado por la turca-alemana "The children of Diyarbakir", de Miraz Bezar, y el premio Horizontes Latinos ha sido para la uruguaya "Gigante", de Adrián Biniez, con una mención especial en este apartado para "Francia", Israel Adrián Caetano.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook