jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

HONDURAS-CRISIS

Zelaya dice que "solo con el diálogo" se acaba la crisis y Honduras se moviliza

Efe
jueves, 24 de septiembre de 2009, 04:48
Zelaya dice que


Zelaya dice que "solo con el diálogo" se acaba la crisis y Honduras se moviliza Zelaya dice que "solo con el diálogo" se acaba la crisis y Honduras se moviliza

Tegucigalpa.- El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró hoy que la crisis que atraviesa su país se soluciona "solo con el diálogo" y su restitución en el poder, en una jornada en que los hondureños se movilizaron para hacer acopio de víveres durante una pausa del toque de queda.

En una entrevista telefónica con Efe, Zelaya dijo que "solo con el diálogo" se puede encontrar la salida a la crisis política de Honduras, adonde regresó el lunes por sorpresa y desde entonces rige un toque de queda, que se levantó hoy unas horas para permitir a los ciudadanos abastecerse y terminará mañana, según el Gobierno.

Zelaya, que hoy cumplió 88 días fuera del poder, tras su derrocamiento el 28 de junio pasado, se encuentra en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el pasado lunes, cuando regresó a Honduras, casi tres meses después de que los militares le expulsaran del país.

Hoy también hubo una movilización en masa en Honduras, donde los seguidores del depuesto presidente salieron a la calle por motivos políticos, mientras la mayoría de la gente trataba de encontrar un lugar en las interminables colas frente a comercios donde abastecerse, tras casi 48 horas de toque de queda.

En Tegucigalpa y otras ciudades, colas ante supermercados, filas kilométricas ante las gasolineras y esperas ante bancos y comercios en busca de suministros daban muestra de que tres días después del regreso del mandatario depuesto, Honduras se encuentra en una situación definible casi de cualquier forma, salvo de normalidad.

Miles seguidores de Zelaya volvieron a tomar los aledaños de la Universidad Pedagógica en Tegucigalpa, lugar habitual del comienzo de sus marchas, apenas minutos después de que alrededor de las 10.00 de la mañana (16.00 GMT) el Gobierno de facto estableciera una pausa de siete horas en el toque de queda.

"La presencia del presidente ha motivado a la gente a la lucha y seguimos en la resistencia", indicó a Efe el dirigente magisterial Juan Barahona, miembro de la dirección del Frente de Resistencia contra el golpe, que integran varias organizaciones de la sociedad civil y sindicatos.

Señaló que la marcha por diferentes puntos de la capital reivindica dos elementos fundamentales: el regreso del gobernante depuesto al poder y la convocatoria de una Asamblea Constituyente.

El dirigente apuntó, por otra parte, que Zelaya continuará en esa sede diplomática y no se moverá a la de Estados Unidos, como se había especulado en las últimas horas.

El portavoz de la Policía de Honduras Orlín Cerrato informó hoy de que hasta el momento ha fallecido una persona herida en disturbios que se registraron anoche. Esta persona falleció hoy en Tegucigalpa.

Los seguidores del derrocado jefe de Estado se manifestaron hoy a las afueras de la Embajada brasileña, donde decenas de policías y militares mantienen varios cordones de seguridad.

En otro extremo de la capital, la Policía impidió el paso a los manifestantes, que se dirigían hacia el centro de la ciudad, donde hubo varias personas detenidas.

La Policía y el Ejército impiden a la prensa el acceso a la sede de la embajada brasileña y controlan con rigor el tránsito de las personas autorizadas a pasar, con cacheos y la inspección de las cajas de alimentos y ropa que está siendo llevadas a su interior, según constató Efe.

La estampa de la jornada en Tegucigalpa la pusieron las miles de personas agolpadas ante supermercados, gasolineras, comercios y bancos para abastecerse de alimentos, agua, suministros, combustibles y dinero, que, 42 horas después de ser autorizadas a salir de nuevo de casa, se han lanzado a las calles.

"Voy a comprar combustible para poder ir a comprar comida, si no hay combustible no hay comida", dijo a Efe Mario, un comerciante de 50 años, mientras guardaba su turno en una kilométrica cola ante una estación de servicio en Tegucigalpa.

Para Luis Fernando López, arquitecto, "todo está feo" y "la situación está mal" en el país, motivos por los que dijo que trata de hacer acopio de combustible en previsión de más días de toque de queda.

La afluencia ha sido tan masiva que las autoridades optaron por llamar a la población a la calma a través de radio y televisión y comunicar que hay "suficiente abastecimiento de combustible" y los supermercados tienen "inventarios para catorce días".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook