jueves, 30 marzo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

HONDURAS-CRISIS

La canciller de Zelaya dice que su resistencia será "absolutamente pacífica"

Efe
martes, 22 de septiembre de 2009, 22:14
La canciller de Zelaya dice que su resistencia será


La canciller de Zelaya dice que su resistencia será "absolutamente pacífica" La canciller de Zelaya dice que su resistencia será "absolutamente pacífica"

Nueva York.- La canciller del depuesto Gobierno de Honduras, Patricia Rodas, aseguró hoy en Nueva York que el derrocado presidente, Manuel Zelaya, llegó al país centroamericano en son de paz y que ejercerá una resistencia "absolutamente pacífica".

"El presidente Zelaya se va a sostener absolutamente por la vía pacífica, siguiendo con el compromiso hecho ante nuestro pueblo y los líderes internacionales de llevar a cabo una resistencia absolutamente pacífica", aseguró Rodas.

La canciller indicó durante una conferencia de prensa en Nueva York que se había reunido en la sede de Naciones Unidas con varias delegaciones internacionales.

El depuesto Zelaya entró el lunes en su país y se refugió en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentran un total de 313 personas entre las que, según la canciller, hay "muchos policías y militares que han abandonado a los traidores de la patria para proteger al legítimo presidente de Honduras".

Rodas denunció "la represión de que está siendo objeto el pueblo hondureño, entre el que ya se cuentan los heridos y estamos por confirmar los muertos", entre ellos una niña que al parece falleció a causa del humo de los gases lacrimógenos que "las fuerzas golpistas lanzan contra los hondureños que se manifiestan a favor de Zelaya".

El mandatario derrocado entró "de manera pacífica, sin armas y siendo el único presidente de Honduras que reconoce la comunidad internacional", aseveró Rodas, quien manifestó que "no ha recibido la ayuda de ningún Estado para entrar en el país, sino únicamente del pueblo hondureño".

La ministra hondureña de Relaciones Exteriores indicó que el depuesto presidente llega con la voluntad de que "se restablezca el orden constitucional" y de atenerse "a los proyectos de mediación elaborados a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), las resoluciones de Naciones Unidas y otros organismos".

Zelaya "se compromete a firmar en Tegucigalpa, una vez se le restituya como presidente, el Acuerdo de San José", dijo Rodas, quien, sin embargo, abrió la puerta a "nuevas alternativas creativas y eficientes que refuercen la salida de la reconciliación nacional por la vía del diálogo y la mediación".

Rodas, que aseguró que Zelaya se encuentra "muy optimista" en la embajada brasileña, informó asimismo que el depuesto gabinete del presidente ha hecho "un llamado a la OEA y a la ONU para que todos los embajadores y todo el cuerpo diplomático que abandonó el país por la presencia del régimen golpista regresen a Honduras".

"Con el regreso de Zelaya y con la instalación del gabinete constitucional, los diplomáticos pueden retornar a sus misiones y acompañar así al presidente en su vuelta a Honduras", dijo Rodas, quien agregó que el depuesto mandatario está "a la espera de que las fuerzas golpistas abandonen las inmediaciones de la embajada brasileña".

"Estamos recordando los años más oscuros de la dictadura de (Augusto) Pinochet, porque han convertido un estadio de béisbol en una prisión y ya se han denunciado procesos de desaparición de personas", dijo Rodas, quien aseguró que Tegucigalpa está "cercada" y que se han cerrado sus aeropuertos.

Junto a Rodas, estuvieron los embajadores de Honduras ante la ONU, Jorge Reina, y en Washington, Eduardo Reina, así como el hermano y el hijo del depuesto presidente, Carlos y Héctor Zelaya, respectivamente.

En declaraciones a Efe el embajador en Washington reconoció que la situación en Tegucigalpa es "complicada y crítica" y manifestó su convencimiento de que "se buscarán las negociaciones".

Héctor Zelaya dijo que está "sumamente preocupado" por su padre y su madre, quienes se encuentran junto al depuesto presidente, y denunció que la situación que se vive en Tegucigalpa "solo ocurre en películas y en los libros de historia que hablan de (Adolf) Hitler".

"Jamás se nos pasó por la cabeza que mi padre no regresara a Honduras. Les digo a los golpistas que no se preocupen, que la invasión no va a venir de fuera, sino de dentro: será una invasión interna de todos los hondureños", señaló el hijo de Zelaya.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook