martes, 17 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

AMÉRICA-INFANCIA

En América falta sincronía entre la teoría y la realidad en la defensa de los niños, afirma Pinheiro

Efe
martes, 22 de septiembre de 2009, 02:18
En América falta sincronía entre la teoría y la realidad en la defensa de los niños, afirma Pinheiro


En América falta sincronía entre la teoría y la realidad en la defensa de los niños, afirma Pinheiro En América falta sincronía entre la teoría y la realidad en la defensa de los niños, afirma Pinheiro

Lima.- En América falta "sincronía entre la teoría y la realidad" al momento de defender los derechos de los niños y los adolescentes, afirmó hoy a Efe el experto brasileño Paulo Sergio Pinheiro, actual Relator sobre los Derechos de la Niñez de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Pinheiro llegó a Lima invitado por Plan Internacional, una organización de desarrollo sin fines de lucro que trabaja en favor de los derechos de la niñez en 66 países.

El relator, que participará esta semana en el XX Congreso Panamericano del Niño, la Niña y Adolescentes, aseguró que a partir de la adopción de la Convención sobre los Derechos del Niño, hace 20 años, "en la región prevalece un discurso basado en un enfoque de derechos humanos que reconoce a las niñas, los niños y los adolescentes como sujetos de derecho".

En ese sentido, "muchos países de la región han incorporado las provisiones de la Convención en sus normas constitucionales y cuentan con normas de protección y promoción de los derechos humanos de las niñas y los niños".

El autor de un estudio mundial de la violencia contra la niñez por encargo de las Naciones Unidas, conocido como "El Informe Pinheiro", aclaró, sin embargo, que en los estados americanos "hay siempre algunas buenas prácticas", aunque "todos tienen problemas".

"Puedo decir que en estas dos décadas se han registrado altos índices de violencia contra las niñas, niños y adolescentes en toda la región que a cada momento ensombrecen los avances alcanzados por la Convención", puntualizó.

Para Pinheiro, el tema general de la violencia contra la infancia "continúa siendo fragmentado y muy limitado, en particular cuando se trata de la violencia en el hogar, en la escuela, en las instituciones que brindan cuidado a la niñez y en la comunidad".

Mencionó, además, que "es común que en nuestros países las niñas y los niños aún sean criminalizados por encontrarse" en la calle y que es "recurrente que la creciente preocupación por el incremento de la violencia en algunos países de la región sea usada como argumentos para promover estrategias represivas" contra los menores.

"En las Américas se verifica un escenario en el que claramente falta sincronía entre la teoría y la realidad, que configura más retos y desafíos para la defensa y el respeto de los derechos de las niñas, niños y adolescentes en comparación a los avances alcanzados en 20 años", señaló.

Alertó, asimismo, que "en el ámbito normativo, subsisten deficiencias y vacíos en varios países", en temas como la patria potestad y el derecho a la identidad, así como una "falta de regulación adecuada de todos los aspectos que forman parte de los sistemas de justicia juvenil".

Pinheiro explicó que el estudio que dirigió para la ONU "hace un llamado para terminar con todas las justificaciones hacia cualquier forma de violencia contra los niños" y también señala que "la violencia contra los menores no es accidental y no puede ser legal en ningún país, ni en cualquier escenario".

En ese sentido, dijo, el estudio "instó a la creación de una base explícita, un marco legal y una política en la que todas las formas de violencia contra los niños, en todos los ámbitos, incluyendo todas las prácticas tradicionales dañinas, todo tipo de violencia sexual y todos los castigos corporales sean prohibidos".

Pinheiro destacó, por otra parte, la existencia en la región de programas que promueven la participación de la infancia y que son impulsados por Gobiernos y por organismos como Unicef, Save the Children y Plan Internacional.

"Si realmente queremos construir políticas sensibles hacia los niños, debemos crear y apoyar los mecanismos y estructuras que aseguren su plena participación en todos los aspectos de prevención y respuesta de acuerdo con sus intereses", aseguró.

Sobre su participación en el XX Congreso Panamericano, que será inaugurado el miércoles por el presidente peruano, Alan García, afirmó que se trata de "una excelente oportunidad para evaluar el progreso significativo alcanzado en el hemisferio respecto a la realización de los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes".

"Es también un momento propicio para establecer sinergia entre órganos de supervisión internacional de derechos humanos, organizaciones multilaterales, agencias de cooperación internacional, Estados, sociedad civil y niñas, niños y adolescentes para garantizar el respeto y defensa de los derechos" de la infancia, concluyó.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook