domingo, 04 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

GENERAL MOTORS

Miles de personas defienden el empleo y el futuro para la planta de General Motors en Figueruelas

Efe
sábado, 19 de septiembre de 2009, 13:33
Miles de personas defienden el empleo y el futuro para la planta de General Motors en Figueruelas


Miles de personas defienden el empleo y el futuro para la planta de General Motors en Figueruelas Miles de personas defienden el empleo y el futuro para la planta de General Motors en Figueruelas

Zaragoza.- Miles de personas han participado en la manifestación convocada hoy por el comité de empresa de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza) para defender el empleo y el futuro de esta factoría, que podría perder casi 1.700 puestos de trabajo y una buena parte de su capacidad productiva con el plan industrial que pretende aplicar Magna.

La marcha ha estado encabezada con una pancarta con el texto: "Opel y auxiliares: por un plan industrial viable. Significa empleo y futuro para Aragón", tras la cual se han situado los representantes sindicales de la compañía automovilística y los líderes de UGT y CCOO en Aragón, Julián Lóriz y Julián Buey, respectivamente.

La manifestación ha comenzado a las 12:00 horas, en la plaza San Miguel, y durante la misma los trabajadores han coreado consignas como "Esta lucha la vamos a ganar", "Europa escucha, Aragón esta en la lucha", "Si esto no se apaña, caña, caña, caña", "Si esto no se arregla huelga, huelga, huelga", "Escucha Detroit, la lucha empieza hoy" o "Más empleo, menos planes".

A la protesta se han sumado representantes de los partidos políticos aragoneses (PSOE, PP, PAR, CHA e IU) y del Gobierno autonómico, por medio de los consejeros de Economía, Alberto Larraz, e Industria, Arturo Aliaga, y el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch.

Esta es la primera gran manifestación que convocan los trabajadores de la factoría zaragozana desde que se conociera el plan industrial planteado para las plantas europeas de GM por la compañía de componentes Magna, con la que la multinacional automovilística estadounidense ha llegado a un acuerdo para venderle el 55 por ciento de su negocio europeo.

Para Figueruelas, supondría perder casi 1.700 de los 7.500 empleos que tiene, el trasladado a Alemania del ensamblaje del Corsa tres puertas y parte del modelo de cinco, así como de la sección de prensas, y cerrar una línea de producción.

En la manifestación, también participan numerosos trabajadores de las empresas auxiliares que abastecen a la planta zaragozana, y que también se verán muy afectadas por el plan de ahorro que plantea Magna para Figueruelas, factoría que la que dependen de forma directa e indirecta más de 20.000 empleos.

La marcha, que se ha desarrollado sin incidentes, ha concluido en la plaza Aragón de la capital aragonesa con la lectura de un manifiesto, con el que se ha alertado de que el plan de Magna "puede significar el principio del fin de la industria del auto en Aragón" y esta Comunidad "no se lo puede permitir".

"Con un plan industrial acorde a las dimensiones de la planta y a la productividad demostrada, y basado en criterios económicos e industriales, y no políticos, Opel seguirá siendo la locomotora que arrastre al resto hacia la estación. Si se para la locomotora nadie llegará al destino", señala el comunicado.

Los trabajadores responsabilizan a General Motors de esta situación, que "ha claudicado ante las presiones y chantajes del poderoso Gobierno alemán".

Respecto a Magna, el comité de empresa ha advertido de que "nadie piense que si este inversor se va, las cosas van a ser mejores; esa situación nos pondría al borde de la quiebra salvo que alguien viviese alguien y pusiese dinero", y en caso contrario "las consecuencias podrían ser incalculables", y entre ellas figura "la desaparición como grupo automovilístico".

El presidente del comité de empresa, José Juan Arceiz, que ha leído el manifiesto, ha agradecido la participación y el apoyo mostrado por toda la sociedad y por representantes de partidos políticos, instituciones y asociaciones de diferente índole, al tiempo que ha afirmado que los participantes superaban los 40.000.

Arceiz ha insistido en que hay dos líneas de trabajo, la de los sindicatos, que no aceptarán un plan de ahorro si Magna no cambia su propuesta, y la de los Gobiernos, que sólo deberían apoyar un proyecto empresarial que garantizase el empleo más allá del medio plazo.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook