miércoles, 07 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

PALAU MÚSICA

La confesión del ex presidente del Palau causa "vergüenza" en la sociedad civil catalana

Efe
sábado, 19 de septiembre de 2009, 12:36
La confesión del ex presidente del Palau causa


La confesión del ex presidente del Palau causa "vergüenza" en la sociedad civil catalana La confesión del ex presidente del Palau causa "vergüenza" en la sociedad civil catalana

Barcelona.- La confesión de Félix Millet de que se habría apropiado de al menos 3,3 millones de euros del Palau de la Música ha hecho aflorar la "vergüenza" de los políticos catalanes y la indignación de los grandes y pequeños patronos de la Fundación, que hasta ahora no se habían pronunciado públicamente sobre las irregularidades.

La carta de Millet remitida el pasado miércoles al juez instructor de la causa reconociendo que había realizado gastos privados a cargo de los fondos del Palau de la Música por 1,8 millones y que vendió un inmueble de su propiedad a esta entidad de forma irregular ha provocado la reacción en cadena de los partidos políticos.

Los políticos catalanes ha reaccionado con indignación y vergüenza al conocer los hechos que han reconocido Millet y su mano derecha, Jordi Montull, un mes y medio después de conocerse las presuntas irregularidades por el registro del Palau de la Música ordenadas por el juez a instancias de la Fiscalía de Delitos Económicos.

El mes de agosto, durante el que la gripe A y la prostitución en las calles de Barcelona ha dominado la actualidad informativa en la ciudad condal, ha dado paso a un mes de septiembre en el que la estrategia de los abogados de Millet de que confesar determinadas irregularidades en el Palau de la Música ha hecho 'cambiar el paso' de políticos e instituciones, que se han visto en la obligación de pronunciarse.

El conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, realizó ayer unas primeras declaraciones sobre este tema en las que consideró que el caso demuestra que los mecanismos de control del Palau de la Música "no han actuado con eficacia", por lo que se mostró partidario de cambiarlos.

Los pronunciamientos políticos han quedado en manos de dirigentes como Xavier Trias (CiU), Joan Puigcercós (ERC) y José Zaragoza (PSC), que han expresado no sólo su indignación y vergüenza sino que también han exigido responsabilidades a las administraciones públicas -del Estado, autonómica y municipal- con presencia en el consorcio del Orfeó.

Por su parte, los grandes y pequeños patronos de la Fundación del Palau de la Música están también indignados con la confesión y la constatación de que su buena voluntad a la hora de aportar fondos ha quedado traicionada.

Algunos patronos, con aportaciones modestas, ya han anunciado que no piensan donar más dinero a la Fundación hasta que se clarifique la situación económica de la misma y las responsabilidades de Millet y Montull, que también hizo llegar al juez un escrito confesando las desviaciones de los fondos.

Queda por ver cómo afectará este escándalo en las donaciones y en el futuro del Palau de la Música, uno de los emblemas culturales de Cataluña y en el que han invertido las administraciones central, autonómica y municipal durante años para la rehabilitación del histórico edificio modernista que tiene como sede.

Millet, que por una parte ha conseguido con su confesión frenar las actuaciones de la Fiscalía en el sentido de solicitar su declaración ante el juez y un posible ingreso en prisión, debe afrontar ahora el ostracismo social después de ser una de las personalidades con mayor presencia en la sociedad barcelonesa.

Poco después del registro de los Mossos d'Esquadra en julio, en el que se incautaron de numerosa documentación que los peritos judiciales aún estudian, Félix Millet ya debió abandonar la presidencia de Agrupació Mútua y dimitir como presidente y consejero del Banco de la Pequeña y Mediana Empresa (Bankpime).

Por su parte, el ayuntamiento de Barcelona 'paró' la entrega de la Medalla de la Ciudad a Félix Millet poco antes de conocerse la intervención judicial, mientras el PSC le exige ahora que renuncie a la Cruz de Sant Jordi, que le otorgó el gobierno catalán.

Tras conocerse su confesión, Millet se desvinculó ayer del Patronato de la Fundación del FC Barcelona, de la que ocupaba una vicepresidencia no remunerada.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 2 comentarios
Dice ser Anónimo
miércoles, 23 de septiembre de 2009, 15:45
corrección: que desconoce

Dice ser Anónimo
miércoles, 23 de septiembre de 2009, 15:44
Una confesión así es impensable en el país de la corrupción, léase España.
La vergüenza que tiene la sociedad civil catalana es algo que no desconoce por completo la sociedad civil española.
Pero para mayor información, este señor, amigo de Aznar, patrono de FAES, próximo al PP , cuyo padre combatió en el ejército de Franco, tiene muy poco en común con el nacionalismo.

Página 1 de 1
Encontrados 2 comentarios
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook