sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

se solventará con un trasplante de ordenador

La radiación solar, principal hipótesis de la avería del satélite GOCE

Europa Press
lunes, 30 de agosto de 2010, 12:44

MADRID

Los iones pesados de la radiación solar son la principal hipótesis que baraja la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), entidad coordinadora de la misión en el espacio, sobre la grave avería del satélite GOCE y que le han impedido continuar enviando a la Tierra datos sobre el campo gravitatorio terrestre, su principal objetivo. No obstante, los científicos y la industria ya trabajan en un 'parche de software' que permitirá conjugarlos en uno sólo.

Así lo ha explicado a Europa Press el jefe Mantenimiento de Satélites de Observación de la Tierra de la ESA en el Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial (ESTEC) de Noordwijk (Holanda), el español Miguel Canela, que ha recalcado que, al tratarse del satélite que vuela más cerca de la Tierra, a unos 400 kilómetros de altitud, ha podido verse afectado por estas radiaciones, "capaces de atravesar las protecciones metálicas del satélite".

La Tierra está rodeada de una intensa radiación de partículas, según explica Canela. De hecho, existen dos zonas, conocidas como los 'cinturones de Van Allen', que circundan la Tierra con forma tiroidal -- de donut -- y que están compuestas por iones que se atrapan por el efecto del campo magnético terrestre. La densidad de estas radiaciones aumenta en los polos y en una zona del Atlántico sur.

"Esos iones afectan y atraviesan metales de gran espesor. Entonces es posible que esas radiaciones hayan facilitado el envejecimiento anticipado de ciertos elementos de los procesadores", ha puntualizado el máximo responsable del mantenimiento de satélites de la ESA.

FALLO EN LOS ORDENADORES

La ESA ha analizado durante cerca de tres semanas los fallos en el sistema del 'Explorador del Campo Gravitatorio y de la Circulación Oceánica' (GOCE, por sus siglas). "Una parte del ordenador nominal falló hace unos cinco meses y entonces se empleó el de repuesto hasta que hace tres semanas también se estropeó. Son fallos diferentes y aislables, que permiten combinar dos ordenadores uno", ha detallado Canela.

"Normalmente se trabaja con un ordenador o con otro, y ahora lo que hemos pensado es trabajar con ambos en paralelo, en función de las operaciones que es capaz de hacer cada uno. Para ello, los vamos a comunicar entre sí, de forma que se trata de dos ordenadores en uno", ha recalcado.

De hecho, la industria está fabricando unos 'parches de software' para que los computadores puedan trabajar en paralelo, se comuniquen entre sí. "Es una especie de trasplante. Se utiliza el riñón del otro ordenador porque el del redundante falla. Por sí solos no podrían trabajar", ha puntualizado.

MISIÓN COMPLETADA

Gracias a la escasez de actividad solar, la misión GOCE ha podido tomar todas las medidas del campo gravitatorio terrestre sin interrupciones, de forma continuada. "Con los datos que se tiene hasta la actualidad ya se han cumplido los objetivos principales", detalla el experto.

No obstante, indica que la misión no se cerrará porque los científicos planean ampliar los objetivos, gracias a que la energía disponible para la misión puede seguir empleándose. En pocos meses habrá reuniones para que, con este apaño de los dos ordenadores, probablemente se consiga estirar hasta 2012 el tiempo nominal de la misión.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook