jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

El amigo Kardazi

viernes, 18 de septiembre de 2009, 14:28

¿Es mucho el fraude del veinticinco por ciento en unas elecciones? Para el presidente de Afganistán, Kardazi, es pecata minuta, pero en cualquier país mínimamente democrático esas elecciones serían anuladas.

La verdad es que visto el desparpajo con que el presidente Kardazi asume el fraude que le favorece y visto que nada parece cambiar en Afganistán no está de más volverse a preguntar qué hacemos allí. José María Aznar estaba sintonizado a George Busch, de manera que no dudó ni un instante en prestarle todo su apoyo en esa invasión sangrienta e inútil que fue la de Iraq.

José Luis Rodríguez Zapatero apenas ha intercambiado un apretón de manos con Barak Obama, pero está sintonizado al presidente de Estados Unidos, de manera que no tiene dudas en apoyarle en la aventura de Afganistán.

No es que ambas situaciones sean homogéneas, no es lo mismo invadir un país y causar una sangría, como acudir como fuerza pacificadora de acuerdo con el Gobierno del país, que es el caso de Afganistán. Pero no siendo ambas situaciones homogéneas tienen algo en común y es que hemos enviado a nuestras tropas a zona de guerra, luego deben de combatir porque para muchos afganos esas tropas pacificadoras no dejan de ser tropas extranjeras invasoras.

Esto viene a cuento porque la ministra Chacón ha anunciado que enviará nuevos efectivos a Afganistán porque así lo ha solicitado el Estado Mayor. No seré yo quien me ponga a discutir la necesidad de efectivos en Afganistán. Mientras estemos allí debemos de estar con todas las consecuencia y eso significa también intentar que nuestros soldados cuenten, en la medida de lo posible en una zona de guerra, con la máxima protección y seguridad. De manera que no voy a cuestionar el anuncio de la ministra de que en breve solicitará a las Cortes el visto bueno para enviar 220 nuevos efectivos. Si se necesitan 220 como si se necesitan 400, lo importante es que la efectividad de nuestras tropas. Pero lo que sí voy a continuar cuestionando es si tiene sentido estar en Afganistán.

El resultado de las elecciones en Afganistán han arrojado un saldo de fraude que afecta directamente al presidente Kardazi, que está resultando ser un socio poco fiable que ha sido incapaz de mejorar la vida de sus conciudadanos y no ha avanzado ni un milímetro en lo que se refiere a la defensa de los Derechos Humanos ni a mejorar la situación de la mujer, sino que al contrario está plegándose, no se sabe si por obligación o convicción, a los sectores más ultraconservadores.

De manera que más allá de que Barak Obama ha decidido permanecer en Afganistán y que nuestro presidente quiere agradar al mandatario norteamericano, no se me alcanza qué sentido tiene que España y el resto de los países europeos, tengan tropas en Afganistán. Es lo que la ministra Chacón no termina de explicar. Esperemos que en su próxima comparecencia, cuando acuda al Parlamento a informar sobre el envío de nuevos efectivos, explique detalladamente qué sentido tiene la permanencia de nuestras tropas en Afganistán.

 

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo