domingo, 04 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

La muestra 'Agustí Centelles, colección particular', que han visitado más de 12.000 personas, acaba hoy en Valladol

Europa Press
domingo, 29 de agosto de 2010, 08:12
VALLADOLID

La muestra 'Agustí Centelles, colección particular', que reúne un centenar de instantáneas 'vintage' de la Guerra Civil realizadas por el fotoperiodista español, se clausurará hoy en la sala Municipal de Exposiciones de San Benito de Valladolid tras recibir más de 12.000 visitas. 

Según informaron a Europa Press fuentes municipales, la colección pertenece a los hijos de Centelles, Agustí y Sergi, y se trata de la primera exposición de la colección particular de fotografías obtenidas de los negativos que permanecieron guardados en Francia hasta la muerte del general Franco.

Agustí Centelles i Ossó nació en El Grao (Valencia) en 1909 y murió en 1985 en Barcelona, ciudad donde desarrolló gran parte de su actividad profesional en dos épocas diferentes.

Centelles fue uno de los más destacados fotógrafos de la Guerra Civil, que documentó plásticamente el ambiente de la España prebélica, la guerra desde el bando republicano y, además, dejó testimonio de la vida de los exiliados españoles en los campos de concentración franceses.

Su producción fotográfica se divide en dos períodos, el primero hasta 1939, momento en que concluye la Guerra Civil y el autor sale del campo de concentración para exiliados españoles de Bram (Francia), y otra en la que se ve "forzado a dedicarse" a la fotografía industrial a partir de 1948, tras ser juzgado e inhabilitado como fotoperiodista para toda la vida por haber sido acusado de masón. 

Por su parte, tras la muerte de Franco, viajó a Carcasona para rescatar los 9.000 negativos que había dejado guardados en la casa de un amigo, momento a partir del cual dio inicio a la explicación pública mediante de conferencias y entrevistas de la historia de dichas instantáneas.

FOTOS EN UNA CAJA DE GALLETAS

Por otro lado, a partir de 2008, sus hijos descubrieron una caja de galletas metálica que contenía los negativos de unas 800 fotografías.

En noviembre de 2009 los hijos de Centelles decidieron vender los negativos del fondo fotográfico histórico al Ministerio de Cultura para su depósito permanente en el Centro Documental de la Memoria Histórica.

Los positivos se realizaron en papel artístico semimate en dos diferentes tamaños 24 por 30 centímetros y 30 por 40, la mayoría de las cuales se encuentran en su mayoría firmados y comentados por el propio autor.

Asimismo, sus fotografías tenían alto valor propagandístico, lo que hizo que muchas de sus creaciones fueran portada de los principales periódicos de la época, sobre todo en el barcelonés La Vanguardia. 

Sus instantáneas también fueron publicadas a nivel mundial en centenares de periódicos y revistas, en su mayoría clientes de la agencia Havas.
 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook